España.- La Generalitat y la empresa ICL han firmado este viernes un convenio para garantizar el futuro de la minería en el Bages y acabar con los depósitos salinos del Cogulló con una restauración completa en un horizonte límite el año 2065.

Han rubricado el acuerdo el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, el de Empresa y Empleo, Felip Puig, el presidente ejecutivo de ICL Iberia, José Antonio Martínez Álamo, y el secretario del consejo de administración de ICL Iberia, Joan Güell, ha informado la Generalitat en un comunicado.

ICL Iberia concretará antes de fin de año sus planes de inversión para el periodo 2016-2018, y la compañía también presentará a la Generalitat su plan de cierre “acompasado y progresivo” de la actividad extractiva en Balsareny/Sallent teniendo en cuenta que los vertidos al depósito salino del Cogulló deben cesar antes de julio de 2017.

El documento también contempla la mejora del colector de salmueras para evacuar al mar parte del material salino acumulado, y que la Generalitat apruebe el Plan director urbanístico (PDU) de los municipios de la minería potásica en el Bages antes de acabar 2016.

El PDU se regirá por criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental para permitir las nuevas inversiones y el cierre progresivo de Balsareny/Sallent –incluyendo la posibilidad de medidas transitorias– y su transformación cuando cese la actividad minera.

El convenio establece que la actividad minera de Iberpotash en el Bages es “de interés público y estratégico” por sus efectos multiplicadores para la economía catalana.

Además, prevé que ICL y la Generalitat impulsen una área de actividad económica estratégica, vinculada principalmente a la promoción de la industria, y de acuerdo con la demanda empresarial para ubicarse en la zona.

EuropaPress

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here