El portal de la Minería

Aumentan exigencias a la minera Samarco tras enorme deslave en Brasil

0 8

Una inmensa ola de 2,5 metros de lodo y residuos mineros se tragó en pocos minutos el jueves pasado el pequeño poblado de Bento Rodrigues, en el estado de Minas Gerais (sureste), tras la ruptura de dos diques de contención de Samarco, propiedad a partes iguales de la anglo-australiana BHP Billiton y la brasileña Vale.

La avalancha de fango ya ha avanzado 400 km a través del río Doce, inundando comunidades vecinas a su paso y contaminando su cuenca, que según habitantes despide un fuerte olor químico. La población, indignada, comenzó a colgar en redes sociales fotos de plantaciones destrozadas, peces, tortugas y otros animales muertos, bañados en barro.

Se estima que este martes la ola de barro llegará al estado de Espirito Santo (sureste) y varias comunidades ya están acumulando agua. Cerca de medio millón de personas pueden ver su suministro de agua afectado.

El último saldo oficial de los bomberos da cuenta de cuatro muertos y 22 desaparecidos, 11 obreros de la minera y 11 habitantes del pueblo enterrado por el lodo.

Las actividades de Samarco en Minas Gerais han sido suspendidas por el gobierno estatal y la empresa dio licencia remunerada a 85% de sus empleados en ese estado y en el vecino Espirito Santo.

La justicia, en tanto, incrementa las exigencias mientras investiga las responsabilidades de la décima exportadora de Brasil en el accidente.

“Ningún dique se rompe por casualidad. La responsabilidad de la empresa en este momento es integral. La fiscalía ahora busca la dimensión de ese daño y la proporción, para que la población sea resarcida”, señaló el fiscal de Minas Gerais Carlos Eduardo Ferreira Pinto, que trabaja en temas de medio ambiente, a la TV Globo.

“Lo que hubo fue una negligencia en la operación del emprendimiento y eso es lo que estamos investigando”, añadió.

Un fallo judicial obligó este martes a Samarco y a autoridades de Espirito Santo a recolectar y conservar “las pruebas necesarias para obtener indemnización por los perjuicios ambientales y daños morales colectivos causados en el estado a raíz de la ruptura de los diques”, informó la fiscalía estatal.

Samarco debe desde este martes suministrar un helicóptero para sobrevolar la porción del río Doce en Espirito Santo afectada por sus desechos mineros. Si no lo hace, deberá pagar una multa de 50.000 reales (unos 13.000 dólares) diarios.

La decisión judicial obliga asimismo al gobierno estatal a vigilar el avance de la ola de barro por el río Doce y realizar colectas y análisis del agua “antes, durante y después del pasaje de la ola”.

Analistas de Deustche Bank vaticinan que “Samarco podría estar cerrada durante años y el coste de la limpieza podría superar los 1.000 millones de dólares”.

La fiscalía de Minas Gerais también hizo recomendaciones a Samarco y le dio plazo hasta el viernes para cumplirlas: pagar un salario mínimo (207 dólares mensuales) a las 162 familias que se han quedado sin hogar, fijar un plazo para trasladarlos de hoteles a casas y apartamentos y establecer un plan de indemnización definitivo para que “las víctimas puedan seguir adelante con sus vidas”.

“Intentamos resolver todo esto sin entrar en la justicia” pero “si Samarco no cumple nuestra recomendación, vamos a hacerlo para que ésta determine el cumplimiento de esas medidas”, dijo a la AFP el fiscal de Mariana Guilherme de Sá Meneghuin.

El presidente de BHP Billiton, Andrew Mackenzie, anunció que viajará a Brasil esta semana para visitar el pueblo que quedó enterrado bajo el barro. El presidente de Vale no ha visitado el lugar, ni tampoco la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

“Samarco tiene dueño. Vale y BHP tienen que responsabilizarse por mitigar los daños”, estimó la economista Miriam Leitao en una columna en el diario O Globo.

“Vale no puede seguir solo diciendo que está prestando todo el apoyo a Samarco y a las autoridades. ¿Qué hará la empresa para proteger e indemnizar a las familias de las víctimas? ¿Qué plan tiene para contener los efectos del desastre? ¿Cómo descontaminará el área?”, preguntó.

Samarco -que realizaba una reforma del depósito de residuos para ampliarlo cuando estallaron los diques- comenzó una investigación y anunció que contratará auditores externos para determinar la causa del accidente. Unos leves temblores registrados antes de las rupturas de los diques también serán considerados dentro de las posibles causas.

La Información

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.