Mauricio Cárdenas (Bogotá, 1962) se muestra relajado pese a las turbulencias que acogotan a Colombia en lo económico y en lo político. La entrevista tiene lugar en plena crisis fronteriza, y humanitaria, con Venezuela. Cárdenas ha viajado a la frontera en varias ocasiones y quiere trasladar un mensaje de tranquilidad, que quizás no se ajuste a la realidad, más compleja. Miembro destacado del Partido Conservador, aplica una máxima a su labor: “El trabajo del ministro de Finanzas es ser optimista y realista al mismo tiempo. Eso es lo que genera confianza”.

¿Cómo describiría la situación de la economía colombiana?

La palabra sería retadora. Es una economía que ha sufrido un choque fuerte por la caída de los precios del petróleo, pero que lo está asimilando y haciendo los ajustes necesarios. El primer reto: la cuenta corriente de la balanza de pagos. El choque representó un déficit del 7% del PIB en el primer trimestre y se está corrigiendo para acabar el año con un déficit del 5,6%. El segundo ajuste es el fiscal. El 20% de las rentas del Gobierno provinieron del sector petrolero. Este año lo vamos a reducir al 7%. El tercer reto es el de encontrar unas fuentes de crecimiento alternativas. Colombia tiene que recuperar el liderazgo industrial y agropecuario.

¿Se puede hablar de crisis económica en Colombia?

No, la palabra crisis es inapropiada. Crisis es una caída del producto interno bruto (PIB) de Venezuela del 7% o la contracción de Ecuador.

“En Colombia no hay una crisis, sino un ajuste oportuno para evitar una crisis”

Y si no es crisis, ¿qué es?

Ajuste. Es un ajuste hecho de manera deliberada y oportuna, que si no se hace puede generar en una crisis.

Con estos ajustes, ¿se puede descartar la crisis?

Yo creo que sí. Esta es una economía que tiene fortaleza institucional para que las medidas se tomen oportunamente.

¿Qué consecuencias tendrá la caída del precio del petróleo?

Vamos a crecer menos de lo que solíamos, estaremos un tiempo por debajo de nuestro nivel potencial. Estimamos un crecimiento del 3,5%. Los más pesimistas hablan del 3%, pero pensemos que América Latina va a crecer 0,5%.

¿Qué se ha hecho mal?

Colombia adoptó medidas fiscales en 2011. Si lo hubiésemos hecho antes, en pleno auge petrolero, quizás podríamos haber ahorrado un poco más. Otro elemento es que el peso colombiano estuvo sobrevaluado durante años. El nivel actual está más cercano al equilibrio, 3.000 pesos por dólar.

¿Qué consecuencias puede traer que el dólar siga subiendo?

Tenemos un sistema de cambio flexible, queremos que el dólar fluctúe libremente. No hemos visto razones para intervenir. El dólar en estos niveles parece estar acorde con las nuevas realidades, con los nuevos equilibrios.

¿Por dónde ha de reinventarse la economía colombiana?

“La firma de la paz y el plan de infraestructuras nos añadirían dos puntos al PIB”

Hay que aprovechar los tratados de libre comercio que se firmaron en las últimas dos décadas. Aprovechando esa mayor inserción en la economía global hay que desarrollar una serie de sectores que tienen que ver con la industria, el agro, los servicios, el turismo… que nos permitan iniciar un relevo al dinamismo que nos aportó el sector minero y el energético.

¿Cuánto se juega la economía con el proceso de paz?

Colombia, sin paz, puede crecer a una tasa del 4,3%. La paz añadiría como mínimo un punto porcentual. Y cuando se cumpla el plan de infraestructuras, otro punto más.

¿Qué pasaría si no se firma la paz?

La paz va a ser determinante para que Colombia. En un tiempo razonable, de 10 o 15 años, puede ingresar al mundo desarrollado. Si no, vamos a demorar más tiempo.

¿Cómo va a afectar la crisis por la que pasa China?

China tiene efecto en la economía colombiana a través de los precios del petróleo. Esperemos que regresen a niveles de 60 a 70 dólares, que es el precio con el que tenemos construidos nuestros escenarios fiscales. Si los precios se quedan como están deberemos revisar esos escenarios.

¿La situación económica de Brasil va a golpear a Colombia?

Nuestras relaciones comerciales son importantes, pero no a un nivel que genere una gran interdependencia entre las dos economías.

El País

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here