De acuerdo con información de The Silver Institute, México es el principal productor de plata a nivel mundial, posición que ha mantenido a lo largo de los últimos años. En el informe más reciente de dicha organización, trascendió que la producción de nuestro país en este rubro alcanzó los 192.9 millones de onzas (moz) en 2014, monto que superó los 187.2 moz producidos en 2013.

En esta materia, a nuestro país le siguen Perú (con 121.5 moz) y China (con 114.7 moz). Entretanto, las posiciones cuatro y cinco las ocupan Australia (con 59.4 moz) y Chile, que incrementó su producción de 39.2 a 50.6 moz entre 2013 y 2014.

Pese a la óptima producción, en México también existe una serie de problemas por resolver para mejorar el comportamiento de la industria minera, en particular la de la plata. Entre esos retos se encuentran el porcentaje de recuperación de plata a partir de los desechos mineros (plata mezclada con manganeso), los costos de recuperación y el rezago tecnológico para lograrlo.

En ese contexto, un grupo multidisciplinario de investigación desarrolló un proceso para optimizar la recuperación de plata a partir de los desechos de la industria minera, el cual funciona a través de biotecnología de minerales.

plata-2

El doctor Hiram Medrano-Roldán, profesor e investigador del Instituto Tecnológico de Durango y quien participa en el equipo que desarrolló el proceso, expresó que con éste los costos de recuperación de la plata son mucho más baratos en comparación con los de otros procesos existentes, y la recuperación del mineral es mucho mejor al superar 70 por ciento.

¿En qué consiste el proceso?

“Recurrimos a un sistema denominado heap leaching –diseño de una especie de cerro con características y dimensiones muy particulares–, donde se coloca el residuo de la plata para después aplicar un sistema microbiano (bacterias presentes en las minas) que, al ponerse en contacto con el mineral, generan diversas actividades microbiológicas y bioquímicas, las cuales derivan en la separación del manganeso de la plata”, explicó.

Asimismo, detalló que lo primero que se hace es preparar una especie de semilla que se aplica sobre la superficie del cerro, la cual genera más bacterias: “la semilla que se aplica a la superficie contiene suficientes minerales para alimentar a las bacterias iniciales; pero al atravesar el cerro e incrementarse la población de bacterias, éstas provocan la separación del manganeso de la plata”.

De acuerdo con el investigador, el proyecto actualmente se encuentra en etapa de escalamiento y ya arrancaron las pruebas a nivel industrial; “las empresas recuperan (actualmente) entre 30 y 40 por ciento de la plata, pero con nuestro proceso andamos entre 70 y 75 por ciento, lo cual significa un beneficio económico muy grande, sobre todo tras considerar que estamos hablando de los desechos de la industria minera”, destacó.

“A nivel internacional no hay una solución similar para recuperar plata, es decir, para separarla del manganeso. La hemos buscado en la literatura, en patentes y no hemos encontrado a nadie trabajando con el heap leaching y tratando de eliminar el manganeso”, agregó.

La aplicación de la biotecnología en la industria minera por parte del equipo del doctor Hiram Medrano-Roldán arrancó en 1995 y de ese trabajo se desprendió el proyecto de recuperación de plata que actualmente desarrolla. Esta tecnología fue uno de los proyectos finalistas dentro del I-Corps Pilot Program México.

Conacyt

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here