Derivado de los trabajos realizados para la conformación del proyecto “Geoparque Comarca Minera de Hidalgo”, este viernes autoridades encabezadas por el Doctor Arturo Iglesias Mendoza, director del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM, investigadores de la UAEH y el titular de Turismo y Cultura, Roberto Pedraza Martínez, en representación del ejecutivo hidalguense, Francisco Olvera, dieron a conocer ante integrantes de la Unesco la carpeta de trabajo del proyecto que se pretende incluir en la Red Mundial de Geoparques, recientemente anunciado por la máxima casa de estudios.

A nombre del gobierno de Hidalgo, Pedraza Martínez reiteró la voluntad e interés de sumarse a este importante trabajo desde la dependencia a su cargo, en la que se ha desarrollado una línea de trabajo fundada en el aprecio por el patrimonio de los hidalguenses, el cual evidencia ampliamente la diversidad cultural y natural, lo cual significa mucho para los ciudadanos y compromete a desarrollar nuevas formas para su preservación, como es el caso de la riqueza mineral que por más de 500 años fue explotada en la histórica comarca de Pachuca y Real del Monte.

Hizo patente que las tareas que vienen tienen que ver con la comprensión de lo que se realiza a nivel global, para que localmente se implemente lo necesario para el aprovechamiento sustentable del paisaje natural, cultural y todo lo que comprenden las antiguas zonas mineras, identificando y documentando plenamente el valor del patrimonio cultural geológico-minero.

De esta manera, el funcionario hidalguense recordó la odisea de Cornwall a Real del Monte, donde se demostró la capacidad, perseverancia y voluntad de un puñado de hombres encargados de que más de 1500 toneladas de maquinaria desarrollada en Inglaterra fuera llevada a Real del Monte para reactivar la minería un 8 de abril de 1826, hecho que consagra la llegada de la Revolución Industrial a nuestra nación y que es un patrimonio viviente en nuestros días al ser admirado en la Mina de la Dificultad, actualmente museo de sitio.

En su intervención, Arturo Iglesias Mendoza subrayó ante los representantes de la Unesco que la idea es hacer un museo vivo en la zona conocida como Comarca Minera, que abarca los municipios de Pachuca, Mineral de la Reforma, Mineral del Chico, Mineral del Monte, Omitlán, Epazoyucan, Singuilucan, Atotonilco el Grande y Huasca de Ocampo.

Indicó que los visitantes adquirirán información científica sobre la formación de yacimientos minerales, montañas y bosques, donde además de conservar y difundir las riquezas geológicas naturales del sitio, se estimulará el desarrollo económico sustentable mediante el empleo de los habitantes locales.

Manifestó que se impulsará una visión integral de la naturaleza que incluirá el acervo cultural de la región, su geodiversidad y su biodiversidad mediante el turismo. Asimismo, los especialistas del IGf y sus estudiantes de posgrado desarrollarán investigaciones sobre los recursos naturales y mineros.

Se rescatará y actualizará la cartografía de antiguas zonas mineras, a través del trabajo de campo y de acuerdo con los formatos y lineamientos que marca la Unesco con la decidida voluntad del gobierno hidalguense.

Cabe destacar que en este proyecto también participan científicos del IGf, del Centro de Investigaciones en Ciencias de la Tierra y Materiales de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), España y el comité científico del Geoparc de la Catalunya Central.

El Sol de Hidalgo

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here