En Buenavista del Cobre se emplea una nueva estrategia para mejorar el uso del agua en la producción de plantas y plantaciones forestales.

Bellota (Quercus Emoryi) una de las principales especies producidas en los invernaderos de Buenavista del Cobre.

Semillas de agua, una nueva estrategia para optimizar el uso y aprovechamiento de agua en la producción forestal.

Preparación del gel higroscópico a partir de semillas de agua en proporción 10g por litro de agua.

A partir del día 5 de junio de 2015, la Dirección de Ecología de Grupo México en las instalaciones de Buenavista del Cobre, Sonora, inició un nuevo método de riego para algunas especies de flora y zonas forestales.

“Las semillas de agua” son partículas super absorbentes de última generación capaces de retener grandes cantidades de agua, creando un depósito de humedad constante para las plantas evitando con ello el estrés hídrico y dando como resultado un mejor desarrollo y mayor producción de follaje, flor y fruto.

Esta nueva estrategia permite que el compuesto higroscópico (absorbente de agua) dosificado al momento de la plantación entre en contacto con las moléculas de agua y forme cápsulas de gel que se adhieren a las raíces de las plantas, lo que permite mantenerlas hidratadas y saludables por mucho mayor tiempo.

A diferencia de otros sistemas de riego, incluso como el goteo, la “lluvia sólida” permite que la raíz se mantenga húmeda por varios meses, pues la liberación de humedad generada a partir de las capsulas de gel son sumamente dosificadas y sobre todo que se rehidratan y encapsulan de nuevo con las precipitaciones pluviales. Esta nueva forma de riego basa su eficiencia en asegurarse que la totalidad del agua de riego se aproveche y encapsule en la raíz, donde se hace el aprovechamiento de nutrientes, reduciendo con ello la perdida de agua sobre todo por evaporación como en el caso de los riegos convencionales.

La supervivencia del árbol sólo puede garantizarse si la humedad del suelo y los nutrientes se mantienen en niveles adecuados. Con semillas de agua dispersas en el hoyo de siembra durante la plantación permite la supervivencia de los árboles, siendo un búfer temporal contra la sequía y el estrés hídrico, reduciendo por consecuencia el riesgo de fracaso durante el periodo de establecimiento.

Más de 2,000 árboles han sido sembrados con esta nueva técnica en Cananea, y se espera sumar alrededor de 10,000 en esta temporada, lo que permitiría ahorrar alrededor de 1 millón de litros de agua anuales por el riego.

Grupo México

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here