Los ingresos por regalías mineras de los departamentos de Potosí, La Paz y Oruro disminuyeron hasta en un 49,1%, debido a la baja del precio internacional de los minerales, a los efectos climatológicos y a otros factores. Las regiones esperan una mejora en la cotización.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Minas de La Paz, las recaudaciones por este concepto se redujeron de 69,1 millones de bolivianos, según datos registrados entre enero y marzo de 2014, a 35,1 millones de bolivianos, en similar periodo de este año, es decir, una caída del 49,1%.

El secretario de Minería de La Paz, Néstor Villalobos, afirmó que una de las causas recurrentes de esta caída es el fenómeno climatológico (lluvias), que afecta principalmente a las regiones auríferas, además de provocar un efecto negativo en otros sectores por el difícil acceso a las carreteras.

“Dada la composición de nuestros yacimientos mineros, corresponde mencionar que la otra causa de la reducción de la recaudación es por la baja de las cotizaciones internacionales de minerales, que precisamente son explotados en el departamento”, sostuvo.

Es el caso del estaño, que su caída alcanza a 22,82%, con respecto a igual periodo del anterior año. El antimonio, con 18,17%; el wólfram, con 32,72%; con menor impacto negativo está el oro, 10,46%.

Según Villalobos, este comportamiento afecta directamente a los volúmenes de minerales producidos en las regiones de Colquiri, Caracoles, Viloco, Illimani y otros centros mineros. “Una reducción en el precio debe ser contrarrestada con un incremento en la producción, con apoyo de la inversión productiva bajo la consigna ‘mayor inversión mayor producción’”, afirmó.

Agregó que pese a la baja del precio no se postergará ni suspenderá ningún proyecto.

A diferencia de La Paz, el secretario de Minería de Potosí, Édgar Rivera, manifestó su preocupación por el descenso y dijo que por la disminución de ingresos se postergarán algunas obras camineras, escuelas, canchas.

Según el informe oficial, las regalías de la región cayeron de 187,2 millones de bolivianos en el primer cuatrimestre de 2014, a 159,3 millones, en similar fecha de esta gestión (ver cuadro).

Rivera informó que la principal minera afectada por el descenso de precios es San Cristóbal, aunque aclaró que la región potosina vive de los aportes de las cooperativas en 60%, mientras que las privadas aportan el 40%.

En el caso de Oruro, el responsable de Control de Minerales y Regalías de la Gobernación, Irineo Pérez, atribuyó el descenso a los factores de baja del precio, agotamiento de los yacimientos y cierre de la Empresa Inti Raymi.

“Este año se recibieron seis millones de bolivianos menos que el anterior año, pero esta baja se contrarrestará con el nuevo aporte que se hará por el explotación de las arcillas y otros que están contemplado en la nueva Ley de Minería”, anticipó Pérez.

Las cotizaciones de los minerales

Precio Según datos del Ministerio de Minería ayer el precio del estaño cerró en 7,16 dólares la libra fina, la plata en 17,25 dólares la onza troy, el oro en 1.211 dólares, el zinc (0,98 dólares la libra fina).

Ventas Al primer trimestre de este año, el Instituto Nacional de Estadística reportó que el comercio de minerales se desplomó en 12,89%. Las ventas de estaño bajaron en 16,7%, las de plata en 17,8% y las de zinc en 9%. De todos los minerales que se mencionaron anteriormente, el único que reportó una cifra positiva fue el metal dorado, cuyo valor de venta aumentó en 83,18%.

Efecto Ante la baja de los precios de los minerales, la principal afectada es la Empresa Minera Huanuni, que actualmente afronta problemas financieros; el Gobierno y los trabajadores mineros firmaron acuerdos para paliar los efectos de la baja, entre ellos la nivelación de salarios de hasta un máximo de 25.000 bolivianos y subir la producción.

Punto de vista

Dionisio Garzón Exministro de Minería

“Hay que optimizar la producción”

La industria viene de un megaciclo de precios de los metales al alza, que empezó en 2006, tuvo su cúspide en 2011 y declina desde entonces (con oscilaciones menores), pero con una tendencia hasta llegar a un nuevo nivel base de referencia, que ojalá guarde relación con los altos costos de nuestra minería tradicional subterránea.

Actualmente tenemos una sola mina de clase mundial y a cielo abierto (San Cristóbal) que tiene costos menores y mayores niveles de rentabilidad.

Para hablar de nuestra producción: oro, según los analistas de mercados, se mantendrá en los niveles actuales; la última vez que el oro se cotizó en 1.300 dólares la onza troy fue en agosto de 2014.

En el caso de la plata hay un aumento de las aplicaciones de este metal en paneles solares, electrónica y electrónica automotor aunque una disminución de su uso en fotografía. Los precios se mantendrán alrededor de los 17 dólares la onza troy y subirán a fines de año.

El estaño tuvo un precio máximo de 15,04 dólares la libra fina en abril de 2011, este año bajó hasta 6,70 dólares, se pronostica un nivel de 7,5 dólares al cierre del año. Para contrarrestar la caída de precios, más que aumentar la producción, debe buscarse la optimización de los parámetros de productividad de cada empresa, que tiene que ver con mejorar los parámetros técnicos de extracción, transporte, concentración, beneficio y comercialización de cada empresa.

También mejorar costos sociales y administrativos en el corto y mediano plazo y en el largo plazo diversificar la producción de las empresas.

Pagina Siete

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here