Un primer revés en su estrategia judicial recibió hace algunas semanas Antofagasta Minerals en la disputa legal que mantiene con Glencore en Argentina, luego de que la justicia Federal de San Juan le ordenó a Minera Los Pelambres “que se haga cargo y controle los escombros que generó” el proyecto y que fueron depositados por error en territorio trasandino, según informó un medio local.

El conflicto legal comenzó en 2014, cuando El Pachón -proyecto de la minera suiza en Argentina- demandó a Los Pelambres porque entre 2004 y 2011 utilizó como botadero de estériles -rocas con bajo o nulo contenido de mineral- una zona en territorio trasandino.

En efecto, la minera ligada al grupo Luksic reconoció que utilizó una cartografía que tenía una demarcación diferente a la real, lo que fue aclarado en 2012. Por ese motivo, el 30% de este botadero de Pelambres quedó en territorio Argentino.

Durante marzo recién pasado, el juez civil Miguel Gálvez aceptó una medida cautelar propuesta por la minera suiza de pedir el cierre ambiental del botadero.

Consultados sobre esta situación, desde El Pachón señalaron que “nuestra demanda es clara y concreta.

Minera Los Pelambres debe retirar los escombros y desechos mineros que ilegalmente depositó en terrenos de El Pachón, en Argentina. Esto es lo que solicitamos al Juez Federal de San Juan en mayo de 2014, y mientras este proceso legal está en curso, el mismo Juez Federal ha ordenado que Pelambres adopte, en un plazo de 30 días, las medidas precautorias necesarias para evitar más y mayores daños ambientales”.

A su vez, Los Pelambres se ha opuesto a la demanda, alegando que el juzgado no tiene competencia para resolver estas materias, dado que este problema tiene que ser resuelto por autoridades de ambos países. Dicho trámite aún está pendiente, aunque es posible que se resuelva en las próximas semanas, ya que el juez tiene todos los elementos para resolver.

Solución de fondo
Aunque la resolución de primera instancia puede atribuirse como un triunfo de la postura de Glencore, cercanos a la minera nacional lo consideran como un punto que confirma su postura.

Esto, porque AMSA siempre ha planteado que la resolución de este conflicto pasa por hacer un cierre ambiental del botadero de estériles, pero que esta tiene que ser una medida definitiva que termine con el conflicto y no transitoria mientras se resuelve.

De hecho, plantean que las pruebas que se han realizado descartan cualquier tipo de efecto medioambiental, especialmente en la contaminación de aguas. Según ha trascendido, Pelambres ha tomado muestras de recursos hídricos aledaños y no ha detectado variaciones en el PH. También se descartó que estos residuos puedan generar aguas ácidas.

Según trascendió, la defensa presentó un escrito al juez haciendo ver la postura a favor de un cierre, pero argumentando que esto no puede ser provisional, por las características que tienen estas obras.

Además, técnicamente la medida no funcionaría como se pretende, porque para concretarla no se puede cerrar sólo la parte argentina del botadero sino que hay que incluir la chilena, lo que además requeriría una serie de autorizaciones fronterizas y de permisos ambientales en ambos países.

Otras fuentes conocedoras del caso, comentan que aunque Pelambres quiera proponer un plan de cierre, lo que correspondería es que retire los escombros que están en terreno de Glencore, que de hecho es lo que solicitó la firma en su demanda.

¿Tema binacional?
Aunque ambos países han optado por mantener este tema como un problema entre privados, cercanos al caso explican que cualquier medida requerirá que las instancias binacionales actúen y que los Estados participen activamente.

Esto, porque por ejemplo, si se decidiera hacer un cierre al botadero, se requerirían autorizaciones para traspasar la frontera, así como validar planes y permisos para ejecutar las obras.

De todos modos, es un tema que las autoridades de ambos países han estado monitoreando activamente desde que se originó.

Diario Financiero

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here