El sector minero se prepara para vivir un 2015 complejo en la Argentina. Mientras esperan que los precios de los commodities retomen en algún momento el proceso alcista, las empresas radicadas en el país deberán sortear las tormentas económicas que parece prometer el mercado local.

Así los explicó el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Martín Dedeu, quien ayer aseguró que es el momento de dejar de lado “la prepotencia chabacana” y empezar a pensar en el mediano y largo plazo.

“Ahora es el momento de empezar los desarrollos en exploración, para lo que no se necesita grandes sumas de dinero. No se puede esperar tres años a que los precios internacionales vuelvan a subir”, agregó.

Pero Dedeu reconoce que “el año electoral junto a que los precios internacionales no van a recuperarse rápidamente, pueden afectar las inversiones en la Argentina”.

Un dato que demuestra que se tomarán con calma el año electoral es que, según explicó el ejecutivo, “va a pasar un tiempo para que sea viable Pascua Lama”. Se trata del proyecto binacional entre la Argentina y Chile de la compañía Barrick Gold que tiene una inversión estimada de u$s 2.400 millones.

A pesar de esto, y quizás porque Barrick estaba buscando socios en China para poder reactivarla, Dedeu dijo que el proyecto de mina de oro más importante del país “se va a desarrollar, pero el despegue va a ser gradual”.

El presidente de la Caem aprovechó el cocktail de fin de año con periodistas para pedir mayor dialogo y evitar las actitudes “chabacanas”. Sin embargo, el sector es uno de los que forma parte del denominado Foro de Convergencia, una especie de multisectorial que el Gobierno señala como opositora y manejada por el Grupo Clarín.

Frente a la consulta de si la participación de la Caem en el Foro “complica” la generación de diálogo con el Gobierno, el ejecutivo afirmó que “el 80% de los que estamos en el Foro no estamos pensando en la coyuntura sino en el futuro”, y aseguró que se reunieron con “todos los precandidatos presidenciales” y no sólo con aquellos que firmaron el acuerdo con los empresarios. “Nos reunimos también con el gobernador Scioli, con quien tuvimos un gran encuentro”, aclaró. “En los próximos 10 años la minera va a ser uno de los tres pilares económicos y todos los precandidatos son concientes de eso”, añadió.

Pero, aunque desde la Caem buscan bajar el nivel de confrontación con el kirchnerismo, en el Gobierno parecen no estar de acuerdo con esto. Fue el ministro Julio De Vido quien le reprochó a Dedeu que adhiera al diagnóstico negativo del Foro reclamando reglas claras, asegurando que “en 2003 la minería era una postal de una actividad abandonada. La política minera de estos 10 años le permitió al sector un crecimiento récord: el producto bruto corriente sectorial creció 120%, las exportaciones 210%, la cantidad de proyectos en actividad pasó de 40 a 700 y la cantidad de empresas del sector incrementándose 50%, propiciando la creación de 2200 pymes de servicios nacionales y de 450.000 puestos de trabajo en el país”.

El Cronista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here