El sector minero, a través de explotaciones y permisos de investigación activos, tiene implicada en la actualidad en la provincia de Huelva una inversión de alrededor de 1.350 millones de euros.

Según los datos facilitados a Efe por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, se prevé que el sector cree a corto plazo alrededor de 6.000 puestos de trabajo, a los que habría que sumar los que se deriven del éxito de las investigaciones.

En la actualidad Matsa es la única empresa que tiene operativa una operación minera en Huelva, la de mina de Aguas Teñidas, en Almonaster la Real, y está a la espera de que se le concedan los derechos de Sotiel Coronada, en Calañas, para ponerla en explotación; si bien se prevé que de aquí a unos seis meses comience a tratar mineral la mina de Riotinto, cuya reapertura proyecta Emed Tartessus.

Además, en la provincia han salido, en los dos últimos años, más de 150 derechos que ocupan una superficie superior a las 75.000 hectáreas y una inversión en investigación comprometida, por parte de las empresas, que sobrepasa los 30 millones de euros.

El último concurso fue fallado por la administración autonómica en octubre de este año, en aquella ocasión se otorgó a la empresa australiana Kimberley Diamonds los permisos para investigar el terreno que ocupa la antigua explotación minera de Lomero Poyatos, situada entre los términos municipales de El Cerro del Andévalo y Cortegana (Huelva), con una superficie de más de 6.000 hectáreas.

Antes que éste, durante 2013 se celebraron otros dos concursos mineros en la provincia de Huelva; el primero de ellos, convocado en el primer trimestre del año, puso a disposición de los investigadores un total de 40 derechos mineros exclusivamente metálicos distribuidos sobre un total de 32.200 hectáreas.

La resolución se llevó a efecto en el mes de junio y, en virtud de ella, tres empresas (Emed Tartessus, Corporación de Recursos Iberia y Cambridge Minería -la adjudicataria de Masa Valverde-) se comprometieron a invertir 7,5 millones de euros para investigar una superficie superior a las 7.000 hectáreas, actualmente en ejecución.

Posteriormente, en el último trimestre del año, se convocó un segundo concurso que incluía 90 derechos ocupando una superficie de 33.500 hectáreas.

Como resultado de éste, fallado a finales del pasado mes de abril, Matsa y Emed Tartessus, empresas adjudicatarias, se han comprometido a invertir 22,7 millones de euros para investigar sobre una superficie de 4.900 hectáreas (163 cuadrículas mineras) ubicadas en Puebla de Guzmán, Paymogo y otros municipios de la Cuenca Minera, especialmente El Campillo.

Agencia EFE

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here