Esta agrupación argumenta que su rompimiento con el sindicato se debe a las supuestas acciones de corrupción, manejo ilícito de inmuebles y extorsión para los mineros.

Héctor Jiménez Coronado, coordinador de la Alianza Minera Nacional aseguró que sólo en una semana han logrado que más de 6 mil 200 mineros sindicalizados desconozcan a Gómez Urrutia como su dirigente.

El objetivo, agregó, es que al término de las asambleas extraordinarias que se tengan con las nueve secciones de Coahuila y una más en Chihuahua, la escisión culmine en 14 mil trabajadores de mineros, casi la mitad de agremiados con las que cuenta el Sindicato Minero Nacional.

La Alianza Minera sustenta el rompimiento con Gómez Urrutia por supuestos cambios que se hicieron a 90 modificaciones al estatuto sindical original así como al aumento de cuotas.

Según Jiménez Coronado, ningún representante del Sindicato Nacional ha entrado en contacto con los inconformes, no obstante, advirtió que ya no existe margen para la negociación por lo que descartó cualquier posibilidad de conciliación.

“A estas alturas las negociaciones ya no se pueden dar, se necesitaría echar marcha atrás a todo lo que han hecho, desde los acuerdos de los descuentos sindicales en referencia a las cuotas y los acuerdos que tomaron en asambleas que ellos tuvieron”, mencionó.

Después la Alianza minera efectuará un plebiscito entre las secciones mineras para solicitar la titularidad de los contratos laborales.

La Razón

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here