El portal de la Minería

Bajan inversiones en la industria minera por segundo año en México

0 3

Este año, para la industria minera el panorama no es nada alentador. Pese a que es el cuarto sector industrial que más riqueza genera al país, sólo por detrás de la automotriz, la eléctrica y el petróleo, representa el 4.9 del Producto Interno Bruto Nacional (PIB) y prevé una disminución de su inversión para finales de esta año del orden de 400 millones de dólares en comparación a 2013.

La caída en el precio de los metales, el problema de la tenencia de la tierra, la reforma laborar, la falta de recursos humanos, son los grandes retos que la industria deberá de enfrentar para mantener las inversiones programadas si es que quiere mantener el valor de la producción que se ubicó en 200 mil 946 millones de pesos en 2013.

De acuerdo con un estudio de la Cámara Minera de México (Camimex), la inversión total minera en 2013 se situó en seis millones 576 mil dólares y se espera que este año disminuya 400 millones de dólares al instalarse en seis millones 175 mil dólares. Incluso las exportaciones descendieron 19% y México bajó al quinto lugar como generador de divisas.

Conforme a la Secretaría de Economía, poco más de 13 empresas tomaron la decisión de aplazar o ajustaron sus planes de negocio de cerca de 104 proyectos minero-metalúrgicos para reactivarlos en circunstancias financieras y económicas diferentes.

El documento refiere sobre la situación del sector al cierre del año pasado, periodo en el que observó retrasos, adecuaciones y cierre de proyectos, debido a la caída en el precio de los metales y la inminente aplicación de nuevas cargas fiscales que obligaron a las empresas a reajustar sus programas de inversión y en sus planes en proyectos.

Para la Camimex, el mayor número de inversiones detenidas se ubican en el rubro de la exploración de nuevos yacimientos mineros, seguido de la adquisición de equipo para ejecutar los proyectos.

Para mantener el dinamismo del sector, la Secretaría de Economía a través del Programa de Desarrollo Minero 2013-2018, busca fortalecer a la pequeña y mediana empresas minera y promover clusters, pero sobre todo abrir líneas de financiamiento para estimular el crecimiento del sector.

Como parte de los grandes retos a enfrentar, indica, es que la industria deberá generar mayor certeza y seguridad, así como simplificar administrativamente los tiempos para recibir concesiones mineras.

Se contempla también de manera específica la necesidad que tiene México de expandir sus mercados y participar en la exploración y explotación de minerales que se utilizan en la fabricación de productos de alta tecnología, tales como titanio, cobalto, y antimonio, que son considerados los mienrales del futuro.

Según la Camimex, la industria minera mexicana es una de las más competitivas a nivel mundial; ya que entre 2011 a 2014, México se ubicó como el cuarto país más atractivo para invertir en el sector, lugar que ahora compartirá con Chile.

En 2014 México se colocó sólo por detrás de Canadá, Australia, Estados Unidos de América y Chile, de acuerdo con reportes emitidos por Behre Dolbear; sin embargo, nuestro país presenta áreas de oportunidad para trabajar internamente como en la propiedad de tierras, el nuevo régimen fiscal y regalías mineras.
minindustria

La Razón

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.