El oro subió el viernes, beneficiándose de los precios mixtos de las acciones europeas, aunque podría ceder terreno, tras sólidos datos de empleo en Estados Unidos que impulsaron al dólar, afectando el atractivo del metal precioso como inversión.

El oro al contado cayó 21 centavos, a 1,319.49 dólares la onza el viernes.

El metal precioso cayó en la jornada anterior 1.2%, a mínimos de una semana de 1,309.64 dólares, tras la publicación del reporte de nóminas no agrícolas en Estados Unidos, pero logró recuperarse debido a que el mercado aguarda más señales macroeconómicas sobre la fortaleza de la economía global, dijeron operadores.

El oro para agosto en Estados Unidos subió 50 centavos, a 1,321 dólares la onza.

El crecimiento del empleo en Estados Unidos aumentó en junio y la tasa de desempleo cerró en mínimos de seis años, apuntando a una evidencia decisiva de que el país está creciendo con dinamismo, de cara al segundo semestre del año.

El dato fue publicado un día antes de lo habitual, debido al feriado por el Día de la Independencia, el viernes, en Estados Unidos, lo que redujo los volúmenes de negocios durante la sesión.

Los datos generaron temores de que la Reserva Federal de Estados Unidos podría elevar las tasas de interés en el país antes de lo esperado.

DÓLAR GANA TERRENO

El dólar ganó 0.1%, contra una canasta de importantes monedas, sosteniéndose apenas por debajo de máximos de una semana, mientras que las acciones europeas cotizaron con precios mixtos, luego de que inversionistas tomaron ganancias tras la mayor semana al alza desde marzo.

Entre otros metales preciosos, el paladio llegó a subir hasta los 865 dólares la onza, su precio más alto desde febrero del 2001, antes de cotizar estable en 857.50 dólares la onza.

La plata sumó 0.1%, a 21.12 dólares la onza, y el platino se negoció en 1,489.00 dólares la onza.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here