Los impactos tributarios de la minería en México no se pueden determinar hasta que se definan las utilidades por esta actividad económica, indicó José Antonio Nieto, director general de Desarrollo y Promoción Minera. Estos efectos serán perceptibles para marzo de 2015, cuando la Reforma Hacendaria obliga a las empresas a realizar su declaración anual.

De esta manera, la distribución de estos recursos será resultado de las reformas que establecen que el 50% de lo recaudado por ese gravamen corresponderá a los municipios, el 30% a los estados con vocación minera y el 20% a la Federación.

“Definitivamente el impacto será favorable, ya que devolverle a las localidades un porcentaje de los impuestos recaudados ayudará al desarrollo económico regional, ya que se prevé que en las leyes secundarias de la reforma, se etiqueten estos nuevos recursos para infraestructura, salud y educación”.

Los estados tendrán también su participación y esto apoyará acciones que conlleven al fortalecimiento del Sector Minero, la promoción y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales.

Fuente: El Expres

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here