Inicio » Países y Regiones » Europa » Luz verde al nuevo gigante de la minería: nace GlencoreXstrata

Luz verde al nuevo gigante de la minería: nace GlencoreXstrata

Londres .-Los accionistas de la minera Xstrata aprobaron hoy en asamblea extraordinaria la fusión con el gigante de materias primas Glencore, de la que resultará GlencoreXstrata International, el cuarto mayor grupo minero del mundo.

El 90 % de los titulares de acciones de Xstrata, con sede en Suiza, dieron su visto bueno a la oferta de 33.000 millones de dólares de su vecina Glencore y eliminaron el último obstáculo para ratificar la mayor fusión empresarial internacional del año 2012. La constitución de GlencoreXstrata International aún debe recibir la luz verde de las autoridades de la competencia de la Unión Europea (UE), que se pronunciarán sobre la fusión antes del jueves.

GlencoreXstrata International se convertirá de esta manera en el cuarto actor principal de un mercado minero y de materias primas muy competitivo, con presencia de gigantes como la británico-australiana BHP Billiton, la británica Rio Tinto y la brasileño Vale. Sumando las cuentas de resultados en 2011 de ambas firmas, el nuevo grupo tendrá un peso de 209.000 millones de dólares, con unos beneficios brutos el pasado año de 16.200 millones de dólares y un valor potencial en Bolsa de 90.000 millones de dólares.

Hasta última hora hubo dudas acerca de la operación, ya que los titulares de un 16,5 de las acciones de Xstrata habían expresado su recelo a la operación, si bien el escollo mayor se superó la semana pasada cuando el fondo soberano Qatar Holding LLC anunció que respaldaba la oferta mejorada de Glencore por sus títulos. Cuando Glencore anunció oficialmente en febrero su intención de absorber Xstrata, ofreció inicialmente 2,8 acciones nuevas a cambio de cada título del grupo minero, una oferta que aumentó a 3,05 acciones nuevas el pasado mes de septiembre.

La asamblea extraordinaria de Xstrata estuvo precedida por la celebrada por los accionistas de Glencore -que en solo 10 minutos aprobaron la mega-fusión- y estuvo marcada también por el rechazo de los accionistas a recompensar a sus directivos con un plan de remuneraciones de 216 millones de francos (180 millones de euros).

GlencoreXstrata International, que previsiblemente se constituirá oficialmente antes de finales de año, seguirá teniendo su sede principal en la localidad de Baar, en el cantón suizo de Zug, donde las empresas disfrutan de un régimen impositivo muy favorable. El consejero delegado del grupo fusionado será el actual consejero delegado de Xstrata, Michael Davis, el responsable de que una pequeña empresa suiza valorada hace unos pocos años en 300 millones de euros se haya convertido en uno de los principales grupos mundiales de explotación de recursos naturales. Está previsto que Ivan Glasenberg, el responsable de compra venta de materias primas en Glencore, se convierta en el director general adjunto del grupo, es decir en la mano derecha de Davis.

Glencore tiene, además de numerosos activos mineros (zinc, cobre, plomo y aluminio, entre otros), fuertes inversiones en petróleo y carbón, y en algodón, trigo, girasol y azúcar. Xstrata se dedica a la extracción y tratamiento de materias primas (principalmente cobre, carbón, ferrocromo, níquel, zinc, vanadio y platino) en una veintena de países de todo el mundo.

Los inversores anticiparon hoy durante la jornada el éxito de la operación, con las acciones de Xstrata revalorizándose por encima del 2 % y las de Glencore en torno al 1 % en la Bolsa de Londres. Tras conocerse en febrero la oferta inicial de Glencore, el precio de las acciones de ambas firmas se disparó en el FTSE-100 para posteriormente caer con fuerza debido a la incertidumbre que suscitada por la operación en los últimos 10 meses. Desde entonces, los títulos de Glencore se han depreciado en torno a un 27 % en los últimos 10 meses y las de Xstrata un 11 %.

La operación tuvo también una lectura socioeconómica por parte de organizaciones como “La Declaración de Berna”, que promueve las relaciones solidarias entre Suiza y los países de Asia, África y América Latina, que pidió a la futura empresa máxima transparencia. Esta organización recordó que hasta la fecha Glencore se ha mostrado como uno de los agentes negociadores “más agresivos” en el sector de las materias primas y que Xstrata tiene abiertos conflictos con las poblaciones que viven en torno a explotaciones mineras en las que opera en países como Perú y Filipinas.

Según “La Declaración de Berna”, el número de obreros muertos en explotaciones de Xstrata dobla el de BHP Billiton, mientras que en el caso de Glencore se multiplica por 16, debido a las operaciones “sin escrúpulos” en países como la República Democrática del Congo, donde el conflicto armado permite una corrupción rampante.

Fuente: Expansión

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top