Minería en Línea, el portal de la minería

La luna de Marte podría ser crucial para la minería de asteroides

Investigadores del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica han demostrado que la minería del Cinturón Principal de asteroides que orbita entre Marte y Júpiter podría ser rentable si se desplegaran naves espaciales desde una estación en una órbita similar a la de la luna marciana Fobos.

Lee: ¿Por qué las mini-lunas son perfectas para la minería de asteroides?

En un artículo publicado en la revista Planetary and Space Science, los astrónomos Martin Elvis, Jonathan McDowell y el ex estudiante de Harvard Anthony Taylor, explican que, aunque la minería espacial comenzará probablemente con los objetos cercanos a la Tierra (NEOs) o asteroides cuyas trayectorias cruzan la trayectoria orbital de la Tierra, con el tiempo se empezará a buscar en el Cinturón Principal de asteroides, ya que contiene unas 10.000 veces más recursos que los NEOs.

Sin embargo, una explotación minera rentable implica equilibrar algo más que el coste del viaje a través de una distancia, y cualquier operación de explotación minera de asteroides debe tener en cuenta el gasto de la cita -la ralentización de la nave espacial una vez que llega- así como el coste del envío del mineral de vuelta a una instalación de procesamiento.

El coste (y el peso) del combustible necesario para el encuentro es uno de los parámetros más importantes en el cálculo de la viabilidad. Está determinado principalmente por el parámetro “delta-V”, una medida del requisito cinemático para realizar una maniobra de la nave espacial, y suele citarse en unidades de kilómetros por segundo. Un encuentro con un NEO especialmente favorable desde una nave espacial en órbita terrestre baja implica una delta-V de unos cuatro kilómetros por segundo.

Sin embargo, el acceso a los asteroides del Cinturón Principal suele implicar una delta-V de unos siete kilómetros por segundo, lo que los hace energéticamente muy difíciles de alcanzar desde la Tierra.

Sin embargo, Fobos orbita a unos seis mil kilómetros de la superficie de Marte y ofrece una delta-V más baja que la de los asteroides del Cinturón Principal.

Según Elvis, McDowell y Taylor, el propio Marte ofrece algunas ventajas orbitales añadidas porque, a diferencia de la Tierra, cuya órbita es casi circular, la excentricidad y la inclinación orbital de Marte también proporcionan una trayectoria delta-V más baja hacia los asteroides.

Los autores proponen, por tanto, escenarios de dos y tres quemados (en referencia al número de encendidos de cohetes necesarios) para lograr un encuentro, y desarrollan un código informático para calcular la energía para las clases orbitales de asteroides conocidas. Los resultados muestran reducciones potencialmente muy significativas de los costes de exploración.

Lee: Rolls-Royce dice estar trabajando en un reactor nuclear para la minería espacial

El hecho de que una misión tenga o no sentido desde el punto de vista financiero depende de muchos otros factores, pero, en opinión de los investigadores, el concepto de lanzamiento y posterior regreso a un centro de operaciones situado en una órbita similar a la de Fobos, o incluso en el propio Fobos, es relativamente conveniente y ventajoso.

Comments

comments

Deja un comentario