Minería en Línea, el portal de la minería

Arena mineral: una fuente sostenible de arena que reduce los residuos mineros

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ginebra y el Instituto de Minerales Sostenibles de la Universidad de Queensland ha descubierto que un cambio radical en el procesamiento de minerales podría reducir drásticamente los residuos minerales y crear una fuente sostenible de arena.

En un informe reciente, los científicos bautizaron el producto del proceso como “arena mineral”. En otras palabras, proponen la idea de separar y reutilizar materiales similares a la arena de los residuos mineros antes de que se añadan al flujo de basura.

Según el grupo, se calcula que cada año se utilizan 50.000 millones de toneladas de arena. En las dos últimas décadas, la demanda se ha triplicado debido principalmente a la urbanización y al crecimiento de la población, una tendencia que se espera que continúe con el uso de áridos superando la marca de los 50.000 millones de toneladas al año en 2030.

Por otra parte, los residuos minerales procedentes de la extracción de minerales representan actualmente el mayor flujo de residuos del planeta, estimado entre 30.000 y 60.000 millones de toneladas al año.

Con el objetivo de abordar estas cuestiones, los investigadores pusieron en marcha un estudio de 12 meses y tomaron muestras e investigaron de forma independiente la arena producida por la extracción de mineral de hierro, de la que es pionera Vale S.A en Brasil.

Tras un análisis de las propiedades químicas y algunas operaciones de refinado, los investigadores pudieron demostrar que una parte del flujo de material, que de otro modo acabaría como residuo minero, podría utilizarse como sustituto de la arena de construcción e industrial.

Mina sin residuos

“Si estos resultados pueden reproducirse con otros tipos de minerales, existe la posibilidad de reducir considerablemente los residuos mineros en todo el mundo”, afirma Daniel Franks, coautor del informe, en un comunicado de prensa. “Al trazar un mapa de los emplazamientos mineros de todo el mundo y modelizar el consumo mundial de arena, descubrimos que casi un tercio de los emplazamientos mineros pueden encontrar al menos alguna demanda de mineral-arena en un radio de 50 kilómetros. Esto podría contribuir a reducir al menos en un 10% el volumen de generación de residuos en cada emplazamiento. Al mismo tiempo, casi la mitad del mercado mundial de arena (por volumen) podría encontrar una fuente local de arenas minerales”.

En opinión de Franks, la arena mineral podría sustituir potencialmente 1.000 millones de toneladas métricas de la demanda de arena en China.

El investigador señaló que la evaluación del ciclo de vida de la arena mineral basada en el caso de Vale también demostró que la sustitución de la arena de origen natural por la arena mineral podría suponer una reducción neta de las emisiones de carbono de los procesos de producción de arena.

“Considerar la coproducción de arena de mineral es una ventaja significativa para las empresas mineras: reduce los grandes residuos que dificultan las actividades mineras operativas, al tiempo que puede generar ingresos adicionales. El mineral-arena es un paso hacia una ‘mina sin residuos'”, dijo el coautor Pascal Peduzzi. “Los países en vías de desarrollo tienen pocas opciones para utilizar materiales agregados reciclados, dada su infraestructura más reciente. Sin embargo, muchos tienen explotaciones mineras que pueden generar arena mineral como subproducto”.

Peduzzi dijo que el siguiente paso del equipo de investigación es colaborar con los agentes del mercado de los áridos para demostrar el proceso de obtención de arenas minerales y el rendimiento del material.

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.