Minería en línea
El portal de la Minería

Minería y comunidades: de vecinos ruidosos a socios estratégicos

0
Minería y comunidades: de vecinos ruidosos a socios estratégicos
Evalúa esta publicación

Chile.- Si antes las comunidades aledañas a las operaciones mineras eran vistas como un actor pasivo para las administraciones, hoy su problemática está instalada al interior de las organizaciones. Si bien este cambio de mentalidad no ha evitado situaciones de crisis, sí ha permitido aplacar el resentimiento. A continuación, la receta de algunas de las empresas del sector para optimizar el relacionamiento con los vecinos de sus proyectos.

No hace mucho, nadie se hubiese atrevido a clasificar las relaciones entre la minería y las comunidades aledañas como positivas. Y es que por años, la tónica entre ambas partes tenía más de demandas, manifestaciones y declaraciones cruzadas, que de buen compañerismo.

Sin embargo, con el paso del tiempo los conflictos se han ido apaciguando poco a poco y si bien aún se mantienen focos de conflicto, pareciera que la complicidad entre la minería y las regiones que los acoge ha ido mejorando. ¿La razón? Aprendizaje vía prueba y error y la reformulación de las estrategias.

Es que al interior de la minería chilena, comentan en el sector, fueron aprendiendo el papel que tenían que jugar en las comunidades, el que no debía ser meramente transaccional sino de “buen vecino”, y que muchas veces para superar las diferencias sólo era necesario un canal de comunicación abierta.

Eso último es la clave para el gerente de Sustentabilidad de Codelco, Jorge Lagos. “Hay que perder el temor a escuchar a la gente. Tener tiempo para conversar, entender y ponerse en su posición. Esa es una mirada que hemos ido cambiando en Codelco, donde estaba muy instalada una visión del ´portón para adentro´”, señala. Explica que tal cambió ha costado, dado el tamaño de Codelco, pero que ya se ven resultados. “Cuando lo logras mover un poco, el impacto que genera es gigante”. “Siempre es importante estar monitoreando nuestras relaciones. La estrategia en comunidades debe estar en permanente evolución porque la gente va cambiando y los problemas van cambiando”, señala.

Dicha opinión es compartida por Mario Quiñones, vicepresidente de Desarrollo y Sustentabilidad de la segunda minera privada del país, Collahuasi, quien añade que la comunicación entre las partes no debe ser estática, debe haber un intercambio constante. “El dinamismo de la relación requiere respuestas oportunas y con mayor detalle, que la comunidad vea que contribuimos a su visión de desarrollo futuro de manera concreta, asegurando la sustentabilidad del territorio que compartimos. Nuestro desafío es avanzar en mejorar la confianza, demostrando que hacemos un uso sustentable de los recursos y que podemos construir, en conjunto, una mejor calidad de vida para las comunidades”, dice.

En la minera no metálica, SQM, apuntan a lo mismo: “SQM mantiene y promueve una relación de buen vecino con las comunidades, en especial con las 15 localidades cercanas a sus centros productivos; y para cumplir este objetivo cuenta con un programa de relacionamiento que se centra en tres ejes: Patrimonio Histórico, Educación y Cultura y Desarrollo Social”, asegura el gerente de Sustentabilidad de la minera, Pablo Pisani.

Y sigue: “Nuestro rango de acción es extenso, lo que conlleva realidades e intereses muy diversos. En este contexto de coordinar muchas complejidades, en general mantenemos un buen relacionamiento, que naturalmente estamos preocupados de mejorarlo y adaptarlo en sintonía con requerimientos de las autoridades y comunidades”.

Claves para una buena convivencia

1.-Monitoreo constante a la problemática

Una de las claves para Codelco en la relación con las comunidades es la actualización constante de la problemática y los actores relevante al interior de ellas. “Siempre las relaciones con las comunidades se manejan en un precario equilibrio. Tenemos nuestros actores mapeados, pero todo puede cambiar de un minuto a otro, porque puede ocurrir un incidente, aparecer un actor nuevo o cambiar los miembros de las dirigencias. Por eso siempre es importante estar monitoreando nuestras relaciones”, dice el gerente de Sustentabilidad, Jorge Lagos. “Una estrategia en comunidades está en permanente evolución”, añade.

2.-Comunicación con equipos propios

Si antes la estrategia era externalizar el relacionamiento comunitario, este ha ido migrando hacia una internalización de los equipos. “Tenemos muy claro que la relación con las comunidades es un capital que es nuestro, somos nosotros los que vamos a hablar con la gente”, comentan en Codelco.

En tanto, en Collahuasi cuentan con una Vicepresidencia de Desarrollo y Sustentabilidad que incluye el área de Comunidades, Medio Ambiente y la Fundación Educacional; mientras que en SQM tienen una gerencia de Sustentabilidad compuesta por un equipo interdisciplinario de profesionales, quienes están desplegados en las localidades cercanas a las faenas.

3.-Planes de largo plazo, para relaciones extensas

“Es de vital importancia ser parte de la comunidad. Esto va más allá de colaborar en la ejecución de iniciativas y programas, es participar y ser parte de la comunidad como un vecino que permanecerá por muchos años y que al término de ese período, su entorno sienta que valió la pena”. Así resumen en Collahuasi otra de las claves que ve la minería en materia de relacionamiento.

Codelco, por ejemplo, definió el año pasado un Plan Maestro de Sustentabilidad, su hoja de ruta para los próximos 25 años, cuyo propósito es alcanzar un ´sello Codelco’, una empresa con procesos y productos sustentables, trazables y transparentes.

4.-Entregar soluciones para las comunidades

En el caso de SQM, por ejemplo, tienen el programa Atacama Tierra Fértil con proyectos iconos como: la producción de alfalfa en Socaire o el vino Ayllu que se produce sobre los 2.400 metros de altura por parte de 19 agricultores de San Pedro de Atacama, Toconao y Celeste.

Mientras en Collahuasi cuentan con una Fundación Educacional, al tiempo que apuntan, como muchas otras mineras, a la contratación de personal de la región y potenciar el desarrollo de servicios y proveedores locales. Es que trabajar incorporando a las comunidades y con soluciones para ellas, es parte del éxito de la estrategia.

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.