México.- La industria minera presentó un retroceso de 8.7 por ciento en julio respecto al indicador del mismo mes en el año pasado con base en cifras desestacionalizadas, dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El descenso en este rubro se debe en buena medida a la disminución en la extracción de petróleo y gas, explicó el INEGI.

En el reporte, el organismo destaca que la desaceleración de la industria petrolera ha sido constante desde 2015. La producción presenta por tercer año consecutivo una disminución, de un promedio de 2 mil 272 barriles diarios durante julio de 2015, a 2 mil 157 en el mismo mes de 2016 y cayendo a mil 986 barriles en el séptimo mes de este año.

Causas

El costo del barril de petróleo llegó a su mínimo anual en junio al cotizarse en 39 dólares, argumento que pudo haber dado señales de mercado para disminuir la producción.

Desde ese momento, el precio del crudo ha aumentado, aunque aún está lejos de los 117 dólares que llegó a costar a inicios de 2012.

El 1 de julio de 2017, el mercado de gas natural completó su proceso de liberalización, iniciado por la reforma energética de 2013.

Por primera vez desde la creación de Pemex, el gobierno cedió una porción de la cuenca de Burgos, en Coahuila, a compañías extranjeras para la exploración y explotación de gas de lutitas (sahle), de acuerdo con la Agencia de Información Energética de Estados Unidos.

Además, se asignaron 21 contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos en áreas terrestres a 10 empresas agrupadas, afirmó la Secretaría de Energía. Esto significa que, en el futuro, aumentará la producción de gas, compitiendo en algunos sectores con el petróleo.

Por otro lado, las exportaciones de gas natural desde EUA hacia México han aumentado 85 por ciento desde 2009, y llega a representar la mitad de las exportaciones de gas de EUA, de acuerdo con la Agencia de Información Energética de EUA.

El vecino del norte manda cada día alrededor de 4.2 mil millones de pies cúbicos de gas natural a través de gaseoductos, y la cantidad aumentará a 7 mil millones para 2018, afirma la agencia estadounidense.

Sin embargo, de acuerdo con Fabio Barbosa, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, la sobreoferta en el mercado internacional de gas shale ha originado una disminución en la producción petrolera.

“El gran problema de México”, de acuerdo con el académico, “es la dotación geológica, que es de crudos pesados y ultra pesados –más caros de refinar-, pues 51 % de la producción mexicana es de crudos pesados, todos los descubrimientos que se han hecho en los últimos 10 años son fundamentalmente crudos pesados. Estos crudos están por debajo de la línea de rentabilidad por lo que no se pueden producir”, afirmó.

am

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here