México.- Tras un trayecto de alrededor de una hora y media desde la ciudad de Torreón, llegamos a la Unidad Velardeña Peñoles, mejor conocida como minera Roble, la cual produce 160 toneladas de zinc de forma anual. Esta cifra la coloca como la segunda mayor productora de este metal y en el balance de Industrias Peñoles, proporciona 29.9 por ciento de su producción.

La Unidad Velardeña lleva más de 4 años operando en esta comunidad perteneciente al municipio de Cuencamé, pero para conocer más sobre la actividad que realizan y las condiciones en las que lo hace, nos adentramos en su interior y ésto fue lo que pasó.

CONCIENTIZACIÓN CONTINUA

Ingresar a una mina no es cualquier cosa, es por ello que a nuestra llegada nos tenían preparado todo un equipo que debíamos usar para la visita. Un cinturón con un respirador, tapabocas, un casco con protectores para los oídos, protectores para los oídos adicionales, chaleco fluorescente con reflejantes lentes de seguridad y guantes.

Estos artículos son en caso de ser visitante, para los mineros como era el caso de nuestro guía César Alejandro Hernández Gómez del departamento de planeación de Unidad Velardeña, es necesario el uso de un overol naranja con reflejantes, un distanciómetro, una cámara para evidencias y unas botas dieléctricas que funcionan como aislantes de la electricidad.

Antes de equiparnos con todos estos implementos recibimos indicaciones de seguridad, las cuales se reiteran a los trabajadores cada mañana, porque en Minera Roble la seguridad es primero.

Una vez, dadas las instrucciones, pasamos a un chequeo de rutina realizado por una paramédico certificada, quien también nos acompañó a lo largo del recorrido.

Todo este protocolo previo es parte de la formación que tienen los colaboradores, es parte de la concientización que se promueve a lo largo y ancho de Industrias Peñoles.

EL INGRESO

Dentro de un “boxer”, un transporte para el personal, llegamos a la entrada de la mina donde César Hernández nos mostró unas identificaciones imantadas, mismas que sirven para el control de las entradas y salidas de la mina.

La boca de la mina tiene el tamaño necesario para permitir el tránsito de dos unidades en el primer tramo y se tiene una constante comunicación por parte de los conductores para anunciar su ingreso a las áreas.

Para este momento la luz ha disminuido, pero el trayecto hasta nuestra primer parada está iluminado. Se puede observar la roca maciza y trabajada para llegar a las secciones. Una vez en el refugio minero, nuestro guía nos da la indicación para descender, el clima parece benévolo y es un poco fresco.

Una especie de compuerta nos da acceso al refugio con capacidad para 50 personas y con todo lo necesario para permanecer dentro por 96 horas; tiempo límite para eliminar la contingencia.

En uno de los extremos del refugio están unas repisas con alimento del “futuro”, así lo describe César Hernández, y aprovecha para contarnos que se trata precisamente del utilizado para mantener a los astronautas.

Entre los víveres también destacan unas barras nutricionales, una mezcla que aporta la mitad de calorías necesarias para el día.

El refugio cuenta con depuradores de monóxido de carbono, tanques de oxígeno, baños y hasta revistas para entretenerse mientras se realiza la evacuación.

En el techo se pueden observar a simple vista varillas o anclajes, cada una de ellas tiene una capacidad de 2.5 toneladas. “Se hace un estudio geológico donde nos marcan las estructuras del terreno y en esas cuñas (rocas que se puedan deslizar) se mete el cable bolt que soporta 25 toneladas al metro cuadrado”, explica César Hernández.

Adicionalmente se coloca una malla electrosoldable para contener un posible desprendimiento, sin embargo, nuestro guía aclara que los derrumbes son casi imposible debido a la estabilidad del terreno.

Minera Roble cuenta con dos espacios como éste, dedicados a proteger la integridad física de las personas en caso de contingencias. También se tienen dos refugios móviles con capacidad para 20 personas que se reubican de acuerdo al área en la que se encuentran trabajando los colaboradores.

Dentro de la minería hay tres enemigos principales de acuerdo a César Hernández, el caído de roca, la intoxicación por monóxido de carbono y la energía eléctrica.

Esos tres factores son las principales posibles causas de accidentes, afortunadamente los refugios en Unidad Velardeña hasta la fecha no han sido utilizados más que para los simulacros de rutina.

EN EL TALLER

De nuevo dentro del “boxer”, nos dirigimos al área de taller que de inmediato destaca por su altura y un área verde. El techo está cimentado bajo los mismos lineamientos que el refugio, con sus anclajes, pero aparte tiene concreto lanzado que impide que de la superficie se pueda desprender roca o sedimentos que interfieran con el trabajo.

Más adelante nos encontramos con la “jardinera”, un espacio que representa para los trabajadores que las operaciones mecánicas están directamente ligadas al sistema de control ambiental con el que se trabaja en la Unidad, y por consecuente al cuidado del medio ambiente.

UN TRABAJO AUTOMATIZADO

Nuestra visita al interior de la mina Roble concluye en una sección que está siendo trabajada, ahí conocimos a J. Santos Maldonado Flores, ayudante de operador de un Simba M4C.

Maldonado Flores está encargado del acomodo de los tubos, la atención para que no se tapen los barrenos, el movimiento de mangueras y a grandes rasgos, de mantener el equipo trabajando.

Ha sido parte de la Unidad Velardeña por cuatro años y él afirma que las condiciones de trabajo son seguras. “Traemos todo el equipo necesario y estamos en rebajes alumbrados como pueden ver”, agrega Maldonado Flores.

En cuanto a la actividad específica que desempeña, Maldonado Flores comenta sobre las bondades que ofrecen los equipos. “Los equipos son los que hacen el mayor trabajo, uno nada más está al pendiente. El Simba trae un display desde donde se controlan todas las partes del equipo para la barrenación (perforación), ya no es como antes”, puntualiza el colaborador.

Unidad Velardeña es un ejemplo visible del impacto que ha tenido la tecnología en la minería actual, en la minería segura a partir de la cual subsiste toda una comunidad.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here