El rol del “Dr. Copper”, en la jerga del mercado, la idea de que los precios del cobre tienen la habilidad de evaluar el bienestar económico general, está siendo examinado cada vez con más atención.

El metal rojo ha subido un 26% desde comienzos de mayo gracias a una sólida demanda de China y en tanto algunas de las minas más grandes sufrieron interrupciones en la producción.

La duda que enfrentan los inversores es si los aumentos siguen siendo impulsados por la demanda –lo cual indicaría que el crecimiento está cobrando impulso– o por especuladores que aprovechan la tendencia, lo cual sugeriría que el alza ya no refleja los fundamentos económicos.

Un número creciente de analistas y comentaristas apunta a esto último. Los siguientes gráficos explican por qué.

A la cabeza

Un análisis rápido de los últimos 30 años demuestra cómo ganó el cobre su fama de liderar la actividad económica global. En tanto la mayoría de los economistas espera que el crecimiento global repunte en los próximos años, parte del avance del metal en lo que va de 2017 quizá sea justificable.

Pero la acción del precio quizá sobrepasó los fundamentos, según analistas como Rachel Ziemba de Roubini Global Economics. El ciclo global de inversiones continúa siendo moderado y la perspectiva general de los fundamentos del cobre no parece haber cambiado demasiado, dijeron.

Desacoplado de los rendimientos

Después de haber reflejado el avance y la caída de los rendimientos de los bonos desde noviembre, en tanto el llamado “reflation trade” –-crecimiento con inflación– alcanzó un máximo y un mínimo, la relación entre el cobre y los bonos del Tesoro estadounidense se interrumpió el mes pasado.

No hay signos todavía de que el “Dr. Copper” se vea afectado por la disminución de las expectativas de crecimiento que implica la caída en los rendimientos.

Esta divergencia podría relacionarse con la especulación china en los mercados de materias primas en la medida que la liquidez local continúa buscando un lugar, según Chris Watling, estratego principal en Longview Economics, una firma de investigación independiente.

Se imponen los especuladores

El porcentaje de posicionamiento especulativo en el mercado de futuros del cobre creció en forma constante en los últimos 20 años. La realidad es que no hay inversores de comprar y mantener a largo plazo en estos mercados de materias primas, sólo operadores y especuladores, según Mark Tinker, responsable de AXA Framlington Asia.

Señales de advertencia

Un análisis del posicionamiento especulativo muestra que éste se halla en niveles extremadamente alcistas históricamente. Las apuestas netas largas en futuros del cobre de operadores no comerciales crecieron recientemente hasta su nivel más alto desde febrero.

Los inversores financieros especulativos suelen actuar de una manera muy pro-cíclica y se posicionan con demasiado optimismo cuando los precios están cerca de alcanzar un máximo, según estrategos de Commerzbank AG como Eugen Weinberg. Los precios se han despegado en gran medida de los datos de los fundamentos y la posibilidad de una corrección crece cada semana, escribieron.

Otros metales base

El cobre no es el único que se encuentra en una racha alcista este año; a decir verdad, ni siquiera es el metal base de mejor desempeño. Factores relacionados con China provocaron tanto los rebotes agudos en los precios de todos los metales base entre abril y mayo, como el fuerte repunte en junio hasta agosto, dijo Citigroup Inc. en una nota reciente.

En referencia a los operadores en cobre, dijo que deben observar atentamente los inventarios globales visibles. No obstante, las condiciones de la demanda en China se desaceleran y seguirán haciéndolo, según el analista Dane Davis de Barclays Plc. El mercado está reaccionando exageradamente a las condiciones de corto plazo e ignorando varias señales de advertencia, dijo.

Bloomberg

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here