Inicio » Países y Regiones » México » Rescatan memoria del acero en libro sobre la Fundidora

Rescatan memoria del acero en libro sobre la Fundidora

México.- El acervo fotográfico es un compendio de historia de la siderúrgica regiomontana. La publicación presenta aproximadamente 250 fotografías de artistas como Guillermo Kahlo, Refugio García, Eugenio Espino Barros, entre otros.

La historia de la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey está en 43 mil imágenes, las cuales reposan en la Fototeca Nuevo León en espera de revelar sus secretos. El proceso de conservación, catalogación y digitalización del Fondo Fundidora culminó tras casi tres años de trabajo, con el apoyo de la empresa acerera Ternium durante todo este tiempo. Como uno de los resultados está la edición del libro La Fundidora. Memoria de Acero, el cual editó Ternium y distribuyó al interior de la empresa y al Grupo Techint.

El acervo fotográfico es un compendio de historia de la siderúrgica regiomontana creada en 1900 por un grupo de empresarios. Se trata de 43 mil 300 imágenes que narran los 86 años que estuvo activa la Fundidora de Monterrey. Alfredo Bustani, director de Recursos Humanos de Ternium México, detalla cómo el Fondo Fundidora ha sido exhibido en la Fototeca Nuevo León mediante una exposición y, ahora, con el libro La Fundidora. Memoria de Acero. “El gran valor cultural e histórico que guardan estas imágenes para Monterrey, para los regiomontanos y para nuestra industria, ha quedado plasmado en este libro. Sin duda, su contenido nos permite dimensionar la importancia de La Fundidora y su inspirador legado”, menciona.

Las imágenes Diversos nombres pasaron por la Fundidora no como trabajadores, sino como fotógrafos. El acervo cuenta con imágenes de Guillermo Kahlo, Eugenio Espino Barros, Lauro Leal, Refugio García, Federico Espinosa y Manuel Cantú, entre otros algunos de ellos anónimos. Su contenido histórico, a cargo de Cristina González, se distribuye entre los temas “El origen: 1900- 1927”; “Aceros para la construcción 1928- 1960”; “El peso del elefante 1960-1976” y “El acero en poder del Estado 1977-1986”. Además cuenta con la participación del crítico de arte Xavier Moyssén, con un análisis a las imágenes de los fotógrafos.

“Contar como parte del equipo editorial a Cristina González y Xavier Moyssén dieron un gran marco de referencia y aportación; Cristina al ser una de las historiadoras más importantes del estado de Nuevo León con una visión moderna y corporativa y Xavier Moyssén como crítico y referente más importante sobre la fotografía en Nuevo León”, refiere. Después viene la sección “Fotografías selectas”, donde se muestra el trabajo de Kahlo, Espino Barros, Lauro Leal y otros fotógrafos. En total, el libro cuenta con 250 imágenes donde la mayoría no se había exhibido anteriormente.

“El libro presenta aproximadamente 250 fotografías, 90 por ciento de ellas inéditas y de gran valor estético e histórico. Otro aspecto importante es que es la primera vez que el Fondo Fundidora es revisado en su totalidad”, resalta Alfredo Bustani, director de Recursos Humanos de Ternium México.

Algunas imágenes interesantes son las vistas panorámicas de la empresa en 1910, una pieza de Guillermo Kahlo; el Horno Número 2, desmantelado y vendido a una empresa de Oriente en 1990; o las Oficinas y Casas Habitación que pocas veces han se han visto en fotografía. También destacan imágenes de mujeres acompañantes de empresarios que recorren la planta, los primeros grupos deportivos de la empresa o bien los rostros de los trabajadores que, por 86 años, dieron fuerza a la acerera.

El proyecto En 2014 Ternium México, junto a Fundación PROA, y el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León(Conarte) firmaron un convenio de colaboración para rescatar el acervo Fundidora, donando poco más de 90 mil dólares para esta tarea. Durante este proceso se conservaron, catalogaron y digitalizaron más de 43 mil 300 imágenes en un tiempo récord de tres años. En este periodo se exhibieron dos muestras en la Fototeca Nuevo León, donde se mostraron los avances en el fondo.

Además de las dos exposiciones se editó el libro La Fundidora. Memoria de Acero, que si bien por el momento no está disponible al público se mencionó que en un futuro se buscarán alternativas para difundir el Fondo Fundidora.

“A corto plazo no se tiene proyectado salir al público con este libro conmemorativo, no descartamos que más adelante pudiera llegarse a un convenio de colaboración para difundir y hacer un lanzamiento del mismo en conjunto con Conarte”, mencionó el directivo de Ternium.

Milenio

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top