El viceministro de Política Minera, Regulación y Fiscalización de Bolivia, Gualberto Hochkofler, confirmó hoy el interés de empresarios canadienses de invertir en el proceso de refinación del zinc.

En declaraciones a Prensa Latina, Hochkofler precisó que las plantas de Oruro y Potosí, dedicadas a la producción de ese mineral, acapararon la atracción de los hombres de negocios de la nación norteña.

La alta autoridad recordó que el ministro de Minería y Metalurgia del país andino-amazónico, César Navarro, presentó el potencial boliviano del sector en el Congreso de la Asociación de Prospectores y Desarrolladores del Centro de Convenciones de Toronto, Canadá.

En esa cita, tres compañías canadienses y europeas revelaron su deseo de invertir de forma individual en Bolivia, con la entidad Metalúrgica Vinto y conformar una sociedad con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

Destacó la importancia de esas obras para generar empleos, aumentar las recaudaciones e inyectar fondos a la sociedad, así como favorecer programas desarrollados por el Gobierno en beneficio de la población como el Bono Juancito Pinto y la Renta Dignidad.

La primera iniciativa permitió rebajar la deserción escolar de 6,5 a 1,2 por ciento en primaria, y hasta 4,5 por ciento en secundaria; y la segunda, otorgó una asignación monetaria a las personas mayores de 60 años.

Además precisó que, pese a la caída de los precios sufridas por los minerales en los últimos años, no hubo desempleo en la actividad minera porque se amplió la capacidad de compra de las empresas para mantener estable la producción de todas las industrias.

El viceministro se refirió a la estabilidad alcanzada por el valor de los minerales en la actualidad y su tendencia al alza este año y el venidero, sino ocurre un evento extraordinario con la especulación y los mercados.

Por ello, en el primer trimestre de 2017, la producción minera creció en más de un nueve por ciento y el valor total de la producción en un 20 por ciento, todo ello incidió de manera positiva en un aumento del Producto Interno Bruto, superior al 4,5 por ciento.

También subrayó la necesidad de refundar la Comibol, como una empresa corporativa para desarrollar toda la cadena productiva desde la prospección, inspección hasta la industrialización.

De manera especial, elogió el nuevo plan de inversiones desarrollado por el país para aprovechar su enorme potencial minera y no abarcar solo los tradicionales, una iniciativa, que requiere también del capital privado tanto nacional como extranjero, aclaró.

Destacó la aprobación del proyecto de ley para la creación de la empresa de Yacimientos de Litio de Bolivia por la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia para impulsar la industria de ese mineral, de alto valor en el mundo.

La nueva empresa tiene el objetivo de completar la cadena productiva de la industrialización de litio en el país y sustituirá a la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos que se encontraba a cargo de la Comibol.

Prensa Latina

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here