Los precios del cobre subían por quinta sesión seguida hoy después de que las paralizaciones en tres de las principales minas del mundo generaron temores sobre el suministro y por un dólar debilitado que abarataba los metales para los tenedores de otras divisas.

El dólar cayó el miércoles a un mínimo de tres semanas luego que la Reserva Federal de Estados Unidos subió sus tasas de interés por segunda vez en tres meses y dijo que otras alzas a los tipos serían graduales.

A las 1315 GMT, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres no operaba en las ruedas oficiales, pero ganaba un 1.21%, a US$ 5,934 la tonelada.

El metal rojo ha ganado un 5% tras caer el 9 de marzo a un mínimo de ocho semanas de US$ 5,652 la tonelada.

Goldman Sachs calcula que se han perdido 200,000 toneladas de producción por las paralizaciones en Escondida de Chile, Cerro Verde en Perú y Grasberg de Indonesia. En conjunto, los tres yacimientos representan un 13 por ciento del suministro global de cobre.

Según el banco, el mercado está consumiendo la sobreoferta del año pasado y los precios del cobre podrían llegar a los US$ 6,200 en los próximos tres meses.

No obstante, los inventarios de cobre en los depósitos registrados ante la LME han crecido más de un 70% este mes a 339,025 toneladas.

Datos publicados el jueves mostraron que la producción china de metales básicos creció con fuerza en los dos primeros meses del 2017, como respuesta de los altos precios del metal.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here