El ministro boliviano de Economía, Luis Arce, indicó que la minería, la construcción y los servicios financieros constituyeron las ramas impulsoras del crecimiento económico del país en el primer trimestre de este año.

Según Arce, estos sectores progresaron de manera dinámica y muestran niveles de expansión ‘mucho mayores’ que en el mismo período en 2016.

Refirió que Bolivia proyecta un crecimiento económico para 2017 de 4,7 por ciento y una inflación menor a cinco por ciento, de acuerdo al Programa Fiscal Financiero 2017, suscrito entre representantes del Ministerio de Economía y del Banco Central de Bolivia (BCB).

La nación andina fue el primer país en ese aspecto de Suramérica el pasado año.

De acuerdo con el presidente Evo Morales, en América Latina, Bolivia ocupa el cuarto lugar con un crecimiento de 4,3 gracias, en gran medida, a la diversificación de los productos y el comercio con más de 90 países.

En el informe por sus 11 años de mandato, el jefe de Estado explicó que estos resultados son fruto de la nacionalización y recuperación de recursos naturales y empresas estratégicas.

Morales refirió, además que, por concepto de exportación se acumularon cerca de 28 mil millones de dólares por los minerales, alrededor de 42 mil millones por hidrocarburos y por recursos no tradicionales, 18 mil 667 millones.

La semana anterior, Evo resaltó la confianza internacional en la estabilidad y solvencia económica boliviana al contar con propuestas de 177 inversionistas de varios países para aumentar los bonos soberanos de mil millones de dólares a más de tres mil millones.

Prensa Latina

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here