El portal de la Minería

Preparan iniciativa sobre auditorías medio ambientales

0 11

México.- La Cámara de Diputados reformará la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente para ampliar la autorregulación y auditorías ambientales, cuyos esquemas voluntarios están diseñados para fomentar el cumplimiento de estándares y normas ambientales, sin instrumentar métodos coercitivos.

El propósito de la enmienda legal en ciernes, explicó Fernando Rubio Quiroz, es que los ciudadanos, empresas, organizaciones, sociedad civil y gobierno asuman cada vez más su responsabilidad en la mitigación y solución de los problemas relativos al medio ambiente.

Los instrumentos de fomento, explicó el secretario de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara Baja, son todas las acciones tendentes a la promoción o inhibición de ciertas conductas o actividades desde una perspectiva voluntaria, sin un incentivo económico o un elemento coercitivo, sino por el convencimiento.

“Los procesos de certificación y las actividades de afiliación voluntaria son mecanismos de autorregulación y auditorías”, completó. Se entiende por autorregulación el proceso voluntario que, respetando la legislación y normatividad vigente, las empresas se fijan en torno a un conjunto de actividades y normas complementarias más estrictas para mejorar su desempeño ambiental y obtener mayores logros en materia de protección al ambiente, cuya evaluación podrá efectuarse a través de la auditoría ambiental.

Las auditorías ambientales son exámenes metodológicos de los procesos de una empresa respecto de la contaminación y el riesgo ambiental, el cumplimiento de la normatividad aplicable, de los parámetros internacionales y de buenas prácticas de operación e ingeniería, e inclusive de procesos de autorregulación para determinar su desempeño ambiental, con base en los requerimientos establecidos en los términos de referencia, y en su caso las medidas preventivas y correctivas para proteger el ambiente.

Rubio Quiroz precisó que las auditorías ambientales y los procesos de autorregulación hacen más eficientes los procesos productivos de las organizaciones, reduciendo los consumos de energía, agua y residuos sólidos, y conllevan una serie de beneficios, entre los que destaca que las empresas pueden, con certificados, comprobar su desempeño ambiental para obtener créditos bancarios y cotizar más alto en la Bolsa de Valores.

Finalmente, dijo que la reforma permitirá la participación de todo tipo de organizaciones en esquemas de autorregulación ambiental para elevar su desempeño en la materia y abrir el espectro no sólo a normas, sino en general a cualquier estándar ambiental de carácter voluntario, cuya adopción signifique una mejora ambiental.

El Economista

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.