El portal de la Minería

Brasil terminó 2015 con una producción de acero casi estable y más exportaciones

0 4

Brasil, el octavo mayor fabricante de acero en el mundo, terminó 2015 con una producción siderúrgica casi estable, tras un moderado descenso del 1,0 %, y un aumento del 40,33 % en las exportaciones, según divulgó hoy la patronal del sector.

El Instituto Aço Brasil, durante la apertura del Congreso Brasileño del Acero inaugurado este miércoles en Sao Paulo, divulgó que la producción siderúrgica en el país el año pasado fue de 33.300 millones de toneladas, frente a las 33.900 millones producidas en 2014.

Con esa producción anual, Brasil se consolidó como el octavo país de la industria siderúrgica global, que es liderada por China con 803.800 millones de toneladas y que responde por casi la mitad del acero comercializado en todo el mundo.

Japón, con 105.200 millones de toneladas y un 6,7 % de la producción global fue el segundo país, mientras que India, con 89.600 millones de toneladas y un 5,5 % de participación, fue el tercero.

La producción brasileña, que representa el 52 % en Latinoamérica, responde por el 2,1 % de la fabricación de acero en todo el mundo.

Las exportaciones, en tanto, alcanzaron las 13.726 millones de toneladas, cifra superior a las 9.781 millones de toneladas vendidas al exterior en 2014, y una facturación de 6.585 millones de dólares, que a pesar del aumento del volumen reportaron una disminución del 3,27 % en los ingresos.

Por países, Estados Unidos encabezó las compras de acero con 5.561 millones de toneladas, un 42,3 % del total exportado, seguido por Turquía con 1.023 millones de toneladas, para una participación del 7,5 %, y Alemania, que con 720.500 toneladas representó el 5,2 % de las ventas externas de la siderurgia brasileña.

Las importaciones de acero, por su parte, fueron de 3.210 millones de toneladas, un 19,3 % menos que en 2014.

El país suramericano desembolsó 3.110 millones de dólares para comprar acero en el exterior, una reducción del 24,3 % frente a lo que pagó en 2014.

El principal proveedor de acero para Brasil, con un 50,2 % de todo lo que se compró en el exterior, fue China (1.611 millones de toneladas), seguido de Japón (216 millones) y Turquía (199 millones).

A nivel interno, los revendedores adquirieron 7.033 millones de toneladas, la construcción civil consumió 3.461 millones de toneladas y el sector de carrocerías y autopartes 1.499 millones de toneladas, todos con reducciones a lo que consumieron en 2014.

El secretario ejecutivo (viceministro) de Desarrollo, Industria y comercio Exterior, Fernando de Magalhães Furlán, señaló durante la apertura del congreso que la industria del acero “forma parte de la propia historia de Brasil”.

No obstante, el secretario reconoció la existencia de “desafíos internos y externos, con un exceso de oferta y una reducción de la demanda”, situación que fue llevada a los organismos internacionales.

“En el mundo tendremos una reducción de la producción china para ir alcanzando un equilibrio entre oferta y demanda” y, a nivel local, “vamos a reducir los costos, principalmente de la energía usada por la industria siderúrgica”, agregó.

De Magalhães Furlán destacó que recientes acuerdos en el sector automotor, como los suscritos con Colombia, Perú y Chile y el que se renegocia con Argentina, y el de compras gubernamentales con el Gobierno chileno incentivan la industria automotriz y, en consecuencia, la cadena productiva del acero.

El Congreso Brasileño del Acero, realizado en el Centro de Convenciones Frei Caneca y en el que participan invitados extranjeros, debate durante dos días los desafíos globales de la industria siderúrgica.

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.