México.- Armando Pérez Gea, director general del Fideicomiso de Fomento Minero (Fifomi) detalló que están buscando un replanteamiento de los créditos para frenar que las mineras utilicen su maquinaria como garantía de crédito.

Derivado de esta tendencia, el Fifomi deben atender el remate de bienes dados en garantía, de administraciones pasadas, los cuales equivalen a 100 millones de pesos por créditos de mineros de 8 a 10 años, que son reconocidos como pérdidas temporales para el Fifomi.

En 2014, inició este proceso con este tipo de garantías y en este momento los bienes dados en garantía están en posesión del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) para su remate.

Este año espera el Fifomi se concreten las subastas grandes sobre esta maquinaria.

Antes, explicó, el financiamiento minero del Fifomi se otorgaba con base en las garantías y ahora desean cambiar este enfoque priorizando la elección acorde a la rentabilidad del proyecto.

“El problema es que cuando le das casi todo el peso a la garantía y no te fijas si el flujo futuro que va a generar el proyecto es suficiente para hacer el repago, al rato te quedas con la garantía y el problema es que las garantías no son totalmente líquidas, que son bienes inmuebles”, indicó.

El directivo reconoció que ante la caída en el precio de los metales las solicitudes de financiamiento se han triplicado en los últimos 3 años.

“Tenemos que ser muy prudentes, muy selectivos, muy exigentes con el análisis de crédito que tenemos que hacer, hay una gran demanda todavía por necesidades de recursos financieros”, opinó Pérez Gea.

En 2015, este organismo colocó mil 228 millones de pesos en cartera de créditos directos, volumen que representa 50 por ciento del total de solicitudes recibidas por las empresas mineras en México ese año.

“Solicitudes tenemos muchas, son miles de millones (de pesos), pero solicitudes que tienen una viabilidad técnico, financiero, legal, estamos hablando que traemos unos 2 a 1”, comentó.

Cada crédito directo requerido por una empresa minera al Fifomi ronda entre 50 y 150 millones de pesos.

Cerca de 73 por ciento de los créditos directos otorgados por el Fifomi fue en un modelo de financiamiento de proyecto, en la que el minero cede una parte de los flujos de la mina financiada para cubrir el crédito.

“Todavía hay proyectos rentables desde extracción hasta el procesamiento de minerales, el hacer cristal, vidrio, cerámicas. No todo es extracción. 4, mil 700 operaciones de crédito”, refirió.

Actualmente, la cartera vencida (créditos con 3 meses de impago) del fideicomiso tiene un nivel de 1.4 por ciento, equivalente a 44 millones de pesos, nivel inferior a 5 por ciento registrado en 2012.

José Martínez Gómez, ex presidente de la Asociación Mexicana de Ingeniería en Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, indicó que el crédito para el sector minero no existe porque las reglas para acceder a él son muchas.

“Hay demasiadas garantías, demasiada tramitología, los tiempos para las decisiones están peor que el banco más estricto del mundo. Dejas en garantía la mina, la planta, la maquinaria, la concesión”, comentó el también director de la empresa contratista Jomargo.

Otra alternativa para acceder a capital sería listarse a las bolsas financieras, como la Bolsa de Toronto, especializada en financiar a empresas juniors mineras, especializadas en exploración de yacimientos.

Sin embargo, la reducción de los precios de los metales ha derivado en un menor apetito de los inversionistas por este sector.

Además, no todas las mineras tienen la estructura corporativa para listarse en un mercado financiero.

Presumen cartera

Frente a la caída en los precios de los metales, la solicitud de créditos mineros también va en ascenso.

16,135 millones de pesos fue el otorgamiento de recursos al cierre de 2015.

3,050 millones de pesos fue de la cartera vigente al cierre del año pasado.

4,679 créditos a 412 empresas fueron distribuidos en 2015.

Del total de la cartera

45% del crédito se otorgó a través de Intermediarios Financieros Especializados.

40% del financiamiento fue mediante créditos directos.

15% de los recursos se dieron con la participación de Intermediarios Financieros Bancarios.

Cartera por actividad

41% corresponden a productores de minera.

24% a procesadores de minerales.

21% a consumidores distribuidores y comercializadores.

14% a proveedores de servicios a industria minera.

Reforma

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here