Chile.- Minera Caserones, de la japonesa Lumina Copper, está en conversaciones para exportar su producción por medio del Puerto Las Losas, propiedad de CAP y Agrosuper. El plan ya fue presentando al intendente de Atacama y busca reducir los costos asociados al transporte hacia los terminales de Coquimbo y Antofagasta, por donde actualmente se transporta el mineral.

Caserones busca dejar de exportar sus concentrados y cátodos por medio del Terminal Portuario de Coquimbo (TPC) y Antofagasta Terminal Internacional (ATI), que se ubican a 400 y 700 kilómetros de las operaciones mineras de Lumina Copper.

Por ello, una de las alternativas es la exportación por el Puerto Las Losas, propiedad en un 51% de CAP y en un 49% de Agrosuper. Este puerto no es ajeno a la minera ya que en 2011 recibió los materiales para la construcción de la planta del proyecto.

Sin embargo, en el caso de llegar a acuerdo sería necesario una “habilitación” para la operación y embarque de concentrado de la operación Caserones.

Si bien esta no es la única posibilidad que estudia la minera, sería la más avanzada. En diciembre, el gerente de la minera, Héctor Sepúlveda, junto al gerente de asuntos externos y comunicaciones, Jaime Andrade, y la relacionadora publica, Loreto Rossi, se reunieron con el intendente de Atacama, Miguel Vargas, para presentar el plan.

Al ser consultado, el CEO y gerente general de minera Lumina Copper Chile, Ricardo López, indicó que aún no hay ningún acuerdo formal y este plan no es el único que se evalúa.

“Siempre hemos mantenido conversaciones para embarcar en Atacama con distintos actores privados y autoridades, para revisar las posibilidades existentes de acceder a un puerto o más, que reúna las características necesarias para el despacho de nuestro cobre y que esté interesado en entablar con nosotros una relación comercial para ello. Algunas de estas conversaciones tiene un mayor grado de avance respecto de otras”, indicó.

“Sólo esperamos que prosperen estas conversaciones al punto que acordemos un contrato que beneficie a las partes”, añadió.

Según explicó, un acuerdo con algún puerto de la región permitiría capturar los beneficios de un menor costo por el transporte terrestre y una mayor seguridad de despacho.

Actualmente, los contratos que mantiene la minera con los puertos son de corto plazo. En el caso del TPC es por tres años -firmado en 2013- y consiste, fundamentalmente, en transferir concentrado de cobre. El acuerdo con ATI, en tanto, considera los envíos de cátodos y en un principio se firmó solo por 12 meses.

Caserones se ubica a 162 kilómetros al sureste de Copiapó, a 9 km de la frontera con Argentina, y tiene una capacidad de producción de 30.000 toneladas anuales de cobre contenido en cátodos; entre 110.000 a 150.000 toneladas anuales de cobre fino contenido en concentrados y cerca de 3.000 toneladas de molibdeno al año. Esta fue inaugurada formalmente a mediados de junio del 2014, y se espera llegar a este nivel de procesamiento el 2016 ya que aún se trabaja en estabilizar el nivel de procesamiento de la concentradora.

El Proyecto Caserones es propiedad de Lumina Copper Chile, que a su vez pertenece a las firmas japonesas Pan Pacific Copper Co., Ltd. (77,37%) – en la que participan JX Nippon Mining & Metals (66%) y Mitsui Mining & Smelting (34%) – y Mitsui & Co., Ltd. (22,63%)-.

Pulso

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here