Malasia suspenderá todas las actividades relacionadas con la minería de bauxita en el estado de Pahang durante tres meses ante la preocupación por la creciente contaminación ambiental, informaron hoy fuentes del gobierno.

La moratoria, que entrará en vigor a partir del próximo 15 de enero, dará tiempo a las autoridades para evaluar la situación y eliminar parte de los residuos mineros en la ciudad de Kuantan, afirmó en una conferencia de prensa este miércoles el ministro malasio de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Wan Junaidi.

Según el funcionario, la medida no persigue suprimir por completo la minería de bauxita, sino controlarla, al regular el número de permisos expedidos para su explotación en el futuro.

En ese sentido, el ministerio dejó de otorgar concesiones a las empresas mineras hace una semana, tras recibir numerosas quejas de los residentes de Kuantan y sus alrededores sobre la contaminación generada por las labores extractivas y los camiones que transportan el mineral de aluminio a los puertos.

Varios de esos señalamientos responsabilizaron a las compañías mineras de volver rojas las aguas de los ríos y parte de la costa en el mayor estado peninsular de Malasia.

Dos años después de comenzar sus actividades, la minería de bauxita en el estado de Pahang generó unas ganancias de 46,7 millones de ringgit (unos 10,5 millones de dólares) gracias a sus exportaciones, principalmente a China.

Sin embargo, de acuerdo con las autoridades, la minería ilegal exacerbó durante ese periodo los problemas que ahora afligen a la población de ese estado.

Agencias

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here