Una protesta de mineros informales que exigen nuevos yacimientos de estaño y zinc, paralizó hoy por segundo día consecutivo, el tránsito de vehículos en la principal carretera del occidente de Bolivia.

Los llamados “cooperativistas mineros” del departamento de La Paz tienen control de la carretera La Paz-Oruro.

Los miembros de la cooperativa 26 de Febrero exigen al gobierno la entrega de nuevos yacimientos de estaño y zinc en la mina Colquiri, administrada por la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

El conflicto data de 2012 cuando se registró tres muertos y 24 heridos por un enfrentamiento entre trabajadores de la Empresa Minera Colquiri y mineros informales, por el control de un rico yacimiento de estaño.

El ministro boliviano de Minería, César Navarro, anticipó que el gobierno está dispuesto a ampliar los contratos de arrendamiento de yacimientos mineros, instalación de un centro de salud y la derogación de un decreto sobre la comercialización de minerales.

Navarro pidió a los dirigentes la Federación Departamental de Cooperativas Mineras de La Paz y de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), a suspender el corte de carreteras y asistir a una ronda de negociación.

El ministro Navarro indicó que el gobierno está desalentado por el aporte tributario del sector minero que alcanza a unos 370 millones de dólares cuando las exportaciones mineras superan los 3 mil millones de dólares por año.

Dijo que la expectativa del gobierno es que las regalías mineras aumenten de 370 a 5 mil millones de dólares anualmente.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here