Los pobladores de Minas de Corrales recibieron con beneplácito la información de que, a pesar de la reducción imperante en el precio del oro, la compañía minera Orosur sigue invirtiendo sus ganancias, encarando nuevos proyectos y extendiendo, otra vez, en tres o más años la extracción aurífera, y consecuentemente la vida útil de su mina.

La información fue vertida por Ignacio Salazar, presidente de Orosur, la empresa propietaria de la mina. Destacó que la compañía trata de transparentar permanentemente su actividad y anotó que “cotizamos en las bolsas de Londres y Toronto”.

“Cada año producimos entre 50 y 60 mil onzas, y en ese período, generamos reservas por idéntica cantidad de onzas”, aseguró.

En la localidad, de acuerdo a los datos del censo de 2011, residen 3.788 habitantes. En la mina trabajan alrededor de 400 personas en forma directa, a lo que hay que agregarle los empleos indirectos. Por lo tanto, la inquietud y temor de la reducción de la actividad minera imperaba días previos al anuncio realizado por Ignacio Salazar.

El empresario, en declaraciones brindadas al canal local de Minas de Corrales, sostuvo que después de haber incursionado por primera vez en Uruguay en la extracción subterránea en la mina “El Arenal”, “ahora tomaremos la decisión de iniciar un segundo proyecto de esa naturaleza” en la veta conocida como San Gregorio.

Ambas minas, históricas de la localidad, son la razón de la existencia de este pueblo minero. El proceso de explotación, de confirmarse la decisión, “sería a partir de 2016”, anticipó.

El ejecutivo de la minera afirmó que la compañía “reinvierte todas sus ganancias en la mina”, lo cual “permite seguir explorando, extendiendo, cada vez, de tres a cinco años, la viabilidad de la empresa”. Además, señaló que la compañía ha priorizado el fortalecimiento de Minas de Corrales en detrimento de “los proyectos que teníamos en otras partes del país”.

La experiencia adquirida fue calificada como altamente positiva. También, el ejecutivo de la empresa destacó que “al principio incorporamos un importante número de trabajadores extranjeros, y a medida que fuimos capacitando al personal local, ese número se redujo”.

Historia.
En 1878, se instaló en la zona la “Compañía Francesa de Minas de Oro del Uruguay”. Las minas fueron explotadas desde 1879 hasta 1939. En 1908 comenzó la explotación subterránea.

La localidad fue declarada pueblo por la ley 7.299, del 9 de noviembre de 1920. Y finalmente elevada de pueblo a villa, por la ley 16.669, del 13 de diciembre de 1994.

 

El País

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here