A diferencia de otras siderúrgicas como Altos Hornos de México (AHMSA), Deacero y ArcelorMittal, Ternium México mantendrá sin recorte su planta laboral de 10 mil trabajadores, aseguró Máximo Vedoya Raimondi, presidente ejecutivo de la compañía.

“Nosotros no hemos tomado este tipo de medidas, o no las hemos tomado aún, no hemos despedido gente porque hay dos factores: la demanda en México es buena y no hay una crisis económica, por lo menos en los productos que vende Ternium”, afirmó.

“Tratamos de ser mas eficientes y de producir aceros de mayor valor agregado para no hacer estos ajustes en esta tormenta”.

Aunque el directivo reconoció que el embate de importaciones en competencia desleal proveniente sobre todo de China, afecta la rentabilidad de algunos productos que Ternium fabrica,.

Pero la empresa tampoco piensa reducir sus niveles de producción o cancelar inversiones, como es el caso de los proyectos que realiza en el municipio de Pesquería, Nuevo León, en donde canaliza mil millones de dólares a la construcción de una planta termoeléctrica de ciclo combinado.

Aclaró que la siderúrgica realiza inversiones para aumentar su eficiencia, su seguridad y la sustentabilidad ambiental de sus instalaciones como es su Planta Guerrero, que está en Monterrey y otra inversión de 400 millones de dólares que aplica a la ampliación de su Planta Peña Colorada, en Colima.

“Ninguna de estas inversiones será cancelada”, aseguró Vedoya.

El pasado 3 de junio AHMSA anunció un plan de ajuste con reducción gradual de 4 mil 500 plazas laborales equivalentes al 20 por ciento de su personal, una reducción de 20 por ciento en su producción y la cancelación de inversiones por 3 mil 900 millones de pesos.

Este plan de ajuste de AHMSA fue atribuido por la propia compañía a una menor rentabilidad de su actividad, por la caída de hasta 40 por ciento en los precios del acero en los últimos cincos meses, como consecuencia de la sobreoferta mundial, una situación que se agravó por la inundación del mercado mexicano de importaciones en competencia desleal.

Por la misma razón, Deacero reveló que despidió a 2 mil trabajadores en tres años y que al igual que Tubacero detuvo la operación de una de sus plantas, similar al paro técnico en el que incurrió en mayo la planta de Arcelor Mittal en Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Reforma

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here