La Secretaría de Economía programa publicar una nueva Norma Oficial Mexicana (NOM) de “alto impacto” sobre las especificaciones que los productos de acero deberán cumplir para su comercialización en México, en función de sus propiedades de uso y empleo.

La regulación implicaría que el contenido de 124 Normas Mexicanas (NMX) sería obligatorio, siendo que originalmente éstas, por definición, se elaboraron para su cumplimiento voluntario por la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) y la Secretaría de Economía.

Con los cambios propuestos, los productos de hierro y acero que se fabriquen o comercialicen en México deberán certificarse ante organismos especializados con los parámetros de las NMX listadas, según una nota de El Economista.

La Secretaría de Economía adujo que las actuales condiciones “incentivan la fabricación e importación de productos de acero con estándares de calidad menores”, y que el consumidor carece de señalizaciones sobre la garantía de productos intermedios.

Actualmente, por ejemplo, no hay garantía del contenido mínimo de carbono en el acero no aleado para brindar la dureza requerida en las herramientas de mano (martillos, cinceles, punzones o cizallas), lo cual permite productos de mala calidad que pueden provocar accidentes.

O bien, la ausencia de una capa de estaño y barniz que evite la corrosión del acero no aleado en el enlatado de alimentos puede ocasionar intoxicaciones causadas por la ingesta de metales pesados.

La Secretaría de Economía argumentó que la señalización abatiría la competencia desleal, dado que los productos ofrecidos serían homogéneos en sus características, y los precios corresponderían con el estándar de calidad esperado.

La regulación además tendría información simétrica, brindando con ello suficiente certeza jurídica respecto de las características que efectivamente poseen los insumos.

Lo anterior se da en medio del entorno difícil por el que atraviesa la industria acerera nacional, que ha llevado a empresas como AHMSA a anunciar recortes de inversiones ante la plétora de acero barato procedente de países como China, de donde se han duplicado pedidos en lo que va del año.

Industrias de los sectores automotriz, petrolero y de la construcción manifestaron su oposición a la propuesta de la Secretaría de Economía de publicar una nueva Norma Oficial Mexicana (NOM) para regular la producción y comercialización de productos de acero.

El proyecto de la norma (NOM-195-SCFI-2014 Productos de Acero-Especificaciones de Seguridad) se encuentra en proceso de consulta y revisión en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

“El proyecto de NOM no es claro”, cuestionó Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien solicitó que la cadena productiva automotriz no sea considerada como sujeto obligado por la regulación propuesta.

“No queda claro hasta qué punto y de qué manera la industria automotriz terminal tendría que regir sus operaciones atendiendo a lo establecido en las normas mexicanas, en los casos en que el acero sea materia prima o cuando esté incorporado en las partes y finalmente como contenido en el vehículo terminado, y en estos casos sujetar su diseño y construcción a dichas normas”, precisó Solís.

Según Cees ten Broek, director general de World Auto Steel, la división automotriz de World Steel Association, los componentes de acero abarcan 65% de cada auto.

“Varias de las normas mexicanas referidas son obsoletas, de acuerdo con nuevos procedimientos de fabricación y normas internacionales, por lo que se debería primero realizar la revisión y actualización de las normas vigentes, para hacerlas congruentes con el mercado internacional”, opinó Humberto Ibarrola, director general de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Octavio Barssé, coordinador de especialidad técnica de Pemex, dijo que no recomendaba la aprobación de la NOM, porque la mayoría de las normas listadas son “obsoletas” y limitadas a ciertas calidades de aceros y productos.

“En todo su texto, este proyecto de Norma Oficial Mexicana no define qué mercancías serán objeto de certificación”, criticó Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

La Confederación Nacional de Distribuidores de Acero , comunicó que apoya “ampliamente” el proyecto de la NOM, porque busca dar seguridad al usuario mexicano.

ReportAcero

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here