Goldcorp Inc, empresa líder en el desarrollo de minería responsable, informó que la industria del oro es una de las que presentan un mayor impacto positivo a nivel socioeconómico, pues de ello da cuenta el reciente reporte del Consejo Mundial del Oro (WGC) y Maxwell Stamp, publicado el pasado 3 de junio de 2015.

En dicho documento se menciona que las industrias del oro contribuyeron durante 2013 con más de 171 mil millones de dólares a la economía mundial a través de producción y gastos, más que la suma de Producto Interno Bruto (PIB) de Ecuador, Tanzania y Ghana, o cerca de la mitad del PIB de África del Sur y Dinamarca.

Los positivos impactos económicos de la industria del oro se pueden palpar en las comunidades donde la producción se hace presente, ya que el 70 por ciento del valor de oro son aplicados en el gasto que se destina en pagos a proveedores, contratistas y empleados, explicó mediante un comunicado la empresa a la que pertenece Peñasquito, en Mazapil, Zacatecas.

Dicha industria impulsa a economías locales por medio de la creación de empleo y la compra de productos y servicios donde, en un promedio global, cerca del 90 por ciento de los trabajadores de una mina son trabajadores locales.

Además de asistir a las comunidades, las industrias mineras tienen una historia centenaria de apoyar a las naciones que albergan sus operaciones en el crecimiento de su infraestructura que eventualmente se extienden más allá de la mina y la comunidad que la rodea, añade Goldcorp Inc.

En México, donde de acuerdo a los datos publicados por la Secretaría de Economía la minería contribuye con el 4.9 por ciento del PIB, la industria del oro es una pieza clave en el desarrollo de comunidades y de infraestructura de transporte y telecomunicaciones.

Esto puede ser entendido como una tendencia global, donde los gobiernos de países como China, Rusia, Estados Unidos, Australia y Perú ven a las compañías extractivas como socias en el desarrollo nacional.

Como parte del papel de socios en el desarrollo de las naciones que albergan sus operaciones, las compañías de extracción han tomado el papel de creadores de valor para generar recursos financieros que impulsan a la nación.

En promedio, el 60 por ciento de los impuestos que las compañías mineras rinden a los gobiernos son provenientes de impuestos sobre la renta e impuestos corporativos, comparados con un 15 por ciento que provienen de pagos por uso de tierra y regalías.

El oro es un producto valioso a nivel mundial por su rareza y la complejidad de los procesos que llevan a su extracción, sin embargo, solo puede ser verdaderamente apreciado y valorado cuando los procesos y valores de una compañía bajo tierra están respaldados por el ambiente político, social y comunitario que hay en la superficie, concluye el comunicado.

Zacatecas OnLine

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here