El precio contado del cobre cerró con un aumento de 0,21% este jueves en la Bolsa de Metales de Londres, con lo que rompió una racha de cinco sesiones consecutivas de bajas, en medio de alentadores datos de China y mientras el índice dólar tocaba mínimos de un mes al modificarse las expectativas de un alza de las tasas de interés de Estados Unidos, aunque el avance del metal rojo fue limitado por la débil demanda estacional y crecientes suministros.

El metal rojo terminó las operaciones a US$2,61315 la libra comparado con US$2,60770 la libra del cierre anterior.

Los precios de las casas nuevas en China se recuperaron a nivel nacional por primera vez en trece meses en mayo, sugiriendo que había llegado a su fin una desaceleración del mercado de la vivienda tras una serie de medidas de estímulo del banco central y los gobiernos centrales.

Además, la Reserva Federal señaló el miércoles que las tasas de interés en Estados Unidos subirían más lentamente de lo que esperaban los mercados, afectando al dólar e impulsando el atractivo de los metales para los compradores con otras monedas.

Aún así, la cautela de la Fed y la potencial salida de Grecia de la zona euro subrayaban los riesgos económicos globales para la demanda de cobre, en momentos en que los suministros están aumentando y abundan las preocupaciones por la desaceleración del crecimiento en el mayor consumidor, China.

Aún así, Pekín sigue introduciendo medidas para apuntalar su economía, mejorando el panorama para los metales en el corto plazo.

China intensificará la “inversión efectiva” en sectores clave, incluyendo la renovación de barrios bajos y la infraestructura eléctrica rural, para apuntalar su desacelerada economía, dijo el miércoles el gabinete del país asiático.

La Tercera

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here