El Sector minero debe realizar una investigación profunda en el caso del derrumbe de la mina del ejido Lucio Blanco, en Cuatrociénegas, para castigar a los responsables indicó el Gobernador del Estado, Rubén Moreira Valdez.

Además aseguró que la administración buscará la manera para que los campesinos exploten la mina de manera segura y sean ellos quienes se queden con las ganancias. Reiteró que fue una tragedia que entre las víctimas del derrumbe se encontrara un menor de edad.

Explicó que el ejido Lucio Blanco es la zona más pobre del Estado, por lo que buscará que se conforme “una minería responsable”

“Estaba un niño trabajando, una desgracia, pero esa mina no estaba registrada y está en medio del desierto, era imposible que la Secretaría del Trabajo supiera que estaban allá”, señaló.

Dijo que lo ocurrido “amerita una investigación más profunda en el sector minero para castigar estos abusos, pero también para proteger la riqueza de estos campesinos que estaba siendo saqueada […] Hay que hacer una labor de protección de otro tipo”.

Indicó que los supervisores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Estado ya están revisando las minas que se encuentran en esa zona, pues fueron detectadas más de 10 de éstas.

“El problema de esta mina es que estaba en la clandestinidad”, dijo, además la situación se complica por la ubicación de la misma que de acuerdo al mandatario se localiza a siete horas por camino de brecha de Cuatro Ciénegas.

Destacó que los campesinos no estaban trabajando por su cuenta. Moreira Valdez aseguró que una persona los contrató para que extrajeran el mineral, “los estaban explotando, la tonelada de barita vale 2 mil pesos y a ellos se las estaban pagando en 200 pesos”.

Explicó que el ejido Lucio Blanco es la zona más pobre del Estado, por lo que buscará que se conforme “una minería responsable”, pues detalló que el derrumbe que provocó la muerte de dos personas fue a consecuencia de que se trabajaba sin ningún tipo de seguridad o protección.

“Ahí es una tragedia todavía mayor que por lo mismo vale la pena hablarlo despacito, reflexionarlo” expresó.

Refirió que la barita de estroncio tiene un costo aproximado de 2 mil pesos por tonelada y todos los pozos de petróleo requieren de ella.

Subrayó que lo que desea para la comunidad de Lucio Blanco es una minería responsable, pues de acuerdo a los expertos se trata de una minería “muy noble” pues no hay inundaciones, no explota, no hay gas.

Por lo que los expertos recomendaron al Gobernador proveerles de tecnología y herramientas adecuadas para que sea una mina segura que “le va a dar de comer a todos”.

Refirió que la barita de estroncio tiene un costo aproximado de 2 mil pesos por tonelada y que todos los pozos de petróleo del mundo requieren de barita.

Finalmente precisó que pese a que Coahuila es el Estado con mayor formalidad del país y que cuenta con una Secretaría dedicada a combatir la ilegalidad, aun hay “alrededor de un 33 por ciento de trabajadores que no tienen Seguro Social”.

Milenio

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here