Los temas sobre las empresas mineras y la seguridad fueron los momentos más ríspidos durante el debate que sostuvieron los aspirantes a la diputación federal por el Distrito 1.

Los candidatos de Nueva Alianza, María Eugenia Bañuelos; por Movimiento de Regeneración Nacional, Mirna Maldonado; de Movimiento Ciudadano, Liliana Lizardo; del Partido Encuentro Social, Iris Aguirre Borrego; por el Acción Nacional, Gabriel Rodríguez; por la coalición del Partido del Trabajo y de la Revolución Democrática, Saúl Monreal Ávila, opinaron que las grandes empresas están saquenado los metales de la entidad, sin que nadie haga o diga nada.

Al respecto, el candidato de la alianza del Partido Revolucionario Institucional y Verde Ecologista, Benjamín Medrano Quezada manifestó que Adolfo Bonilla, en su gestión como diputado federal, había logrado por primera vez que se les cobrara un impuesto minero a las grandes transnacionales.

Ejemplificó que en el caso de Mazapil, recibiría 200 millones por este concepto, cifra que “Mazapil nunca antes había tenido”.

Sin embargo, Saúl Monreal acusó que por causa de este impuesto, las utilidades habían disminuido hasta en un 70 por ciento.

Seguridad

Ante el crecimiento de la violencia, ¿cómo garantizar la seguridad de los ciudadanos?, fue la pregunta que resonó en el auditorio.

Una vez más las opiniones se unificaron al culpar a la pobreza y falta de empleo como factores para que los jóvenes, principalmente, vean en la delincuencia organizada como una opción para desempeñarse.

Medrano Quezada refirió que falta recurrir a la figura de la familia y la convivencia sana como manera de promover los valores entre los jóvenes y alejarlos de la delincuencia.

Expresó que no todo se resuelve desde el gobierno, sino que hay que incluir a los padres de familia en acciones para prevenir que los menores se enrolen en las filas del delito.

Pese a que Iris Aguirre y Gabriel Rodríguez hicieron público su desacuerdo con Medrano Quezada, la situación no pasó a confrontaciones.

Sobre las variables que se deben medir en el desempeño de un diputado federal, los presentes coincidieron en la honestidad y atención a sectores abandonados en la entidad, como el campo.

Además de la permanencia en el cargo durante el periodo previsto.

Enseguida, se trató el tema de la transparencia en la aplicación de recursos económicos en el sector educativo; en dicha materia, también se solicitó a los aspirantes externar un compromiso con los estudiantes y los maestros.

Otros temas expuestos fueron la legalización de la mariguana y el trato a menores enfermos, principalmente por cáncer.

El ejercicio cívico se dividió en tres etapas y fue moderado por Rubén Ibarra Reyes.

El evento no tuvo confrontaciones a pesar de que los participantes aprovecharon varias ocasiones para culpar o referir situaciones al PRI.

Al finalizar el evento, tanto Mirna Maldonado, como Saúl Monreal y Benjamín Medrano se proclamaron ganadores del evento.

Sin embargo, en redes sociales, varios usuarios criticaron a los contrincantes por las pifias, errores al hablar o hasta el uso exagerado del haiga, o lo cantinfleado de sus aportaciones.

Hubo quienes opinaron que los candidatos quedaron a deber, pues no supieron concretar sus propuestas o defender sus ideas.

En cada ronda, los políticos dispusieron de dos minutos para contestar las preguntas que el moderador les realizó.

Zacatecas en Imagen

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here