Altos Hornos de México (AHMSA) inició la operación de una planta desulfuradora en el sistema de aceración BOF1, la cual contribuirá a mejorar la calidad del arrabio ingresado a los hornos y un resultado ambiental positivo.

En un comunicado, la siderúrgica detalló que en la construcción de dicha planta se invirtieron más de 45 millones de pesos bajo un contrato tipo “llave en mano”, que contempla la operación por parte de la empresa que la edificó, Metaloides.

La planta ocupa un área de 500 metros cuadrados y tiene capacidad para desulfurar 100 mil toneladas mensuales de arrabio; con ella, dijo, se avanzará en el cumplimiento del convenio suscrito en febrero pasado con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Ello, para minimizar emisiones al medio ambiente en las operaciones siderúrgicas y garantizar una inversión de alrededor de 65 millones de dólares en el periodo 2015-2018.

En este sentido el subprocurador de Inspección Ambiental de la Profepa, Arturo Rodríguez Abitia, declaró que con dicha planta, AHMSA se refrenda como una empresa responsable y comprometida con el medio ambiente.

Por su parte Luis Zamudio Miechielsen, director general de AHMSA, indicó que “es importante contar con la planta desulfuradora tanto por el mejoramiento del ambiente como por la calidad de los aceros, porque hoy ante la alta competencia mundial es fundamental avanzar día a día hacia la excelencia en los productos”.

En tanto, Eduardo Mora Velasco, gerente general de Metaloides, destacó que el motivo de dicha planta es lograr la limpieza del arrabio de los gases que impactan el medio ambiente, por lo que las nuevas instalaciones contarán con un Casa de Bolsas con capacidad de 60 mil pies cúbicos y sistemas de tecnología avanzada para la captación de polvos.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here