Empresarios del sector de la minería no metálica solicitan que se reduzca el impuesto de los $3.50 por extracción de material de la construcción por metro cúbico y que se establezca un nuevo impuesto a la construcción equivalente al 1% del valor de las obras, para financiar $22 millones del aumento de salario de los jubilados y pensionados, para lo que se requieren unos $70 millones de dólares.

El proyecto de Ley que plantea el financiamiento del aumento del salario propone aumentar la recaudación de impuestos del sector de la minería no metálica y los juegos de azar.

Sin embargo, el gremio sigue oponiéndose al excesivo aumento del impuesto. “El impuesto de $3.50 sigue siendo excesivamente alto y un aumento de esta magnitud a la piedra y a la arena va a tener un impacto muy fuerte en las viviendas de interés social”, enfatizó Roberto Cuevas, ex presidente de la Cámara Minera de Panamá (Camipa) y empresario de la industris minera no metálica.

Además de bajar el impuesto, Cuevas explicó una posible alternativa propuesta por este gremio de cargar un impuesto directo al sector de la construcción.

“Se trataría de un porcentaje de 0.5% al 1% del costo de las nuevas obras y las promotoras deberían pagarlo como requisito para obtener su permiso de construcción”, señaló Cuevas.

Aclaró también que esta sería una posibilidad que evitaría el aumento en cascada de las materias primas.

Este proyecto de ley pasará a segundo debate este lunes en la Asamblea Nacional, luego de varias reuniones entre las autoridades, los diputados y el sector.

Panamá América

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here