La Compañía Europea de Rocas y Minerales, S.L. (CERM), filial de la empresa de capital nacional Geomare, ha recibido la aprobación parte de la Junta de Castilla y León de tres permisos de investigación minera, en los que se desarrollará un amplio programa de investigación orientado a la prospección y desarrollo minero de yacimientos de oro en la provincia de León, sobre una superficie de cerca de 9.000 hectáreas. Los permisos afectan a seis municipios de tres comarcas leonesas, Maragatería, Valdejamuz y Valdería.

El otorgamiento de los permisos de investigación se ha producido hace aproximadamente un mes y una vez que se han aprobado por parte del Servicio Territorial de Medio Ambiente los planes de restauración de las actividades a desarrollar en cada uno de ellos, que garantizan la no afección ambiental de los trabajos proyectados. Fuentes de la compañía han señalado a ileon.com que los trabajos ya han comenzado debido al interés en los mismos y los datos previos con que cuenta la compañía geominera. Los tres permisos concedidos son:

  • El permiso de investigación ‘Atenea’, se encuentra en los términos municipales de Luyego, Val de San Lorenzo y Castrillo de la Valduerna, teniendo una superficie de 33 cuadrículas mineras.
  • El permiso de investigación ‘Hera’, con 111 cuadrículas mineras comprende parte de los términos municipales de Castrocontrigo, Castrocalbón y San Esteban de Nogales.
  • El permiso ‘Artemisa’, tiene una superficie de 147 cuadrículas mineras, y se sitúa en los términos municipales de Destriana, Villamontán de la Valduerna, Quintana y Congosto.

El holding Geomare se dedica a la ingeniería minera y medioambiental, así como en la investigación y explotación minera, siendo titular de diversos yacimientos de minerales industriales en España, desarrollando así mismo actividades de comercio internacional de diversas sustancias mineras.

Según un comunicado de la compañía en estas investigaciones pretente “responder a los más exigentes criterios ambientales y centra su actuación en la localización de cuerpos mineralizados en oro, de tamaño mediano, en el que el metal precioso se encuentre liberado de forma mecánica y natural y, por tanto, no sea necesario utilizar para su concentración ningún proceso químico, ni ningún producto contaminante”.

Explican que su investigación, que denominan ‘minería verde’, busca “que la actuación proyectada solo afecte a la morfología del terreno, que es fácilmente restaurable y perfectamente acondicionable en su cubierta vegetal”. Según Geomare su sistema de explotación “permite la restauración morfológica inmediata de la zona afectada y el acondicionamiento simultáneo de la cubierta vegetal”. Según sus informacióin esto “permite el posterior aprovechamiento forestal y/o agrícola de la zona afectada, lo que da lugar a la continuidad en los puestos de trabajo creados en la explotación, lo que origina una actividad sostenible, tanto bajo el punto de vista medioambiental como el económico”.

El desarrollo del proceso de investigación minera está proyectado para un periodo de tres años, realizando la mayor inversión en el primer año de trabajos, indica la compañía.

Según sus datos económicos pese al descenso del precio del oro en los últimos años, la revaluación del dólar “permitirá cara al futuro una estabilización de los parámetros técnico – económicos de cualquier explotación minera que se derive de los permisos de investigación Atenea, Hera y Artemisa”.

ILeon

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here