Una vez que las autoridades federales no pudieron comprobar el delito que le imputaban, el líder autoexiliado del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, regresará a México en enero, afirmó su abogado, Marco Antonio del Toro.

Tras radicar en Canadá, desde 2006, sobre el síndico ya no existe ninguna ficha roja de Interpol porque, explicó el abogado en entrevista para un canal de televisión, “una vez que se analizó el asunto llegaron a la conclusión de que se trataba de un asunto de carácter político”.

Como se recordará, en agosto pasado un juez dejó sin efecto la última de 11 órdenes de aprehensión contra Gómez Urrutia por delito bancario, al ser acusado de desviar 55 millones de dólares del fideicomiso minero.

Del Toro reiteró que su regreso a suelo azteca “está programando para enero”.

Y detalló que cuando regrese, lo hará acompañado de un grupo de personas ya que “construyó un apoyo internacional verdaderamente importante”.

Su representante legal insistió en que la situación jurídica del líder minero es “completamente inocente”, por lo que puede regresar a México, su asunto fue calificado como “persecución política”.

OEM

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here