Una de las prioridades del Departamento Económico de la Eembajada de Chile en el Perú es atender el potencial de las regiones, por lo que la minería es uno de los sectores que actuaría como fuente de desarrollo para las zonas de ambas naciones comprendidas en el generoso cinturón cuprífero andino.

“La producción minera del sur peruano y del norte chileno es un claro ejemplo de descentralización del desarrollo de ambos países. Tanto los proyectos de Antofagasta, Copiapó y Calama, por un lado, como Arequipa, Moquegua y otras, del otro, pueden formar un hub minero del cobre en el mundo con servicios compartidos por empresas de las dos naciones”, remarca Verónica Tramer, directora del mencionado departamento, por lo que tiene a su cargo la oficina de ProChile en Lima.

Las inversiones de Chile en el Perú ascienden a US$ 14.000 millones, cifra que representa el 15% de los capitales chilenos en el exterior, siendo el cuarto destino en el mundo que recibe esos capitales.

“Este número seguirá creciendo en los siguientes meses gracias al interés mostrado por inversionistas en los sectores de salud, telecomunicaciones, construcción, seguros y minería, teniendo como primera prioridad la exportación de servicios”, menciona Tramer, citando la meta que tiene su oficina de incorporar una empresa del sector pyme cada dos meses en el proceso exportador hacia el Perú.

Por ello, se ha previsto la organización de la Cumbre Perú-Chile para las Pymes, que tiene como propósito la vinculación bilateral de este tipo de empresas, tal como ocurrió con los vinos, donde el producto procedente de los viñedos del sur ha logrado vincularse con la gastronomía peruana.

“Adicionalmente, tenemos la organización del foro de innovación y emprendimiento de los países de la Alianza del Pacífico; ya se concretó en Colombia, ahora les toca a México y Perú”, sostiene la funcionaria.

Diario Gestión

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here