Un laboratorio para el estudio de tierras raras se pretende construir en la entidad, con la asesoría de la UNAM y la Universidad de Morelos, afirmaron académicos, al iniciar el primer taller de trabajo México-Corea para la investigación de esos metales y minerales que sirven para producir celulares, pantallas y computadoras.

En este proyecto participan el Instituto de Ciencias Físicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

Las tierras raras representan una oportunidad económica para el país, porque se trata de un conjunto de elementos, especialmente metales y minerales, atractivos para la fabricación de instrumentos tecnológicos.

Las tierras raras se constituyen de cerio, lantano, noedimio, praseodimio, europio, terbio, lutecio, samario, holmio, tulio e iterbio.

En el país 11 estados cuentan en el subsuelo con tierras raras, señaló en su intervención José Luis Morán López, vicepresidente de la Academia Mexicana de la Ciencia.

Refirió que “hay nueve laboratorios para el estudio de tierras raras afuera, hoy se busca implementar un laboratorio de este tipo en México”, al indicar que “Corea en los últimos cinco años tuvo un crecimiento en su vocación industrial”.

“Con este taller, se pretende que Corea y México avancen en el aprovechamiento de estas tierras raras y con ello evitar la contaminación del planeta”, refirió.

Por su parte, el investigador Lorenzo Martínez Gómez aseguró que la región denominada “Oaxaquia” es muy importante, pues la extracción de tierras raras se encuentra ahí.

En tanto, el diputado federal Luis Miguel Ramírez Romero, de la Comisión de Ciencia y Tecnología, estableció que con una inversión de 28 millones de pesos se desarrolló un estudio en el país para la ubicación de tierras raras, el cual arrojó que en 11 estados se encuentran estos minerales.

“Se destinarán 240 millones de pesos para creación de un laboratorio de tierras raras, el cual será una semilla para el Instituto de Ciencias Físicas, que se busca construir en Morelos, con la asesoría de la UNAM y la UAEM.

Por su parte, Jesús Porcayo Calderón, del Centro de Investigación en Ciencias Aplicadas manifestó que esta iniciativa es de los investigadores mexicanos, luego de observar a los líderes a nivel mundial que encabezan este campo.

“La investigación hoy se desarrolla para la localización de fuentes de minerales y el uso de estrategias, con el fin de aprovechar los residuos para recuperar las tierras raras, se trata de implementar tecnologías para extraer estos elementos y reutilizarlos, al incursionar en componentes con base en ellos”, dijo.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here