Alberta 1, la mayor mina de tantalio de Europa, y una de las pocas de litio y estaño, empezará a abrirse paso bajo tierra, entre los montes de Presqueiras (Forcarei) y Rubillón (Beariz), en un plazo “optimista” de dos años y “realista” de tres, calcula Alfonso Gracia, el director de Solid Mines, filial española de la compañía canadiense de capital riesgo Solid Resources.

El filón de este mineral escaso, estratégico, y cuyo abastecimiento, según la Comisión Europea, no está garantizado en la industria tecnológica de la UE, mide 10 kilómetros de largo y unos 600 metros de ancho.

Las pegmatitas, o formaciones del suelo que contienen el coltán, la roca del tantalio, también conocida como “oro gris”, se extienden por una concesión minera de unas 4.000 hectáreas.

La empresa, radicada en Vancouver, avisa de antemano que no quiere que se la relacione con “otras” canadienses que se han ganado el rechazo social en Galicia.

Así que su director se apresura en exponer una serie de buenos propósitos de los que Verbo Xido, la asociación ecologista y cultural de la zona, toma nota y anuncia que, llegado el momento, mirará “con lupa”.

“Les dejaremos el monte igual que está”, promete Gracia desde la sede salmantina de Solid Mines. “Pagaremos a las comunidades de propietarios el alquiler que decidan. No usaremos sustancias químicas en el proceso, solo agua que almacenaremos en un pequeño depósito y que reciclaremos al 100%.

La roca extraída se llevará [para un primer procesado] a una nave que quedará escondida, que no se va a ver, y que desmontaremos al terminar, y al final no quedarán escombreras porque rellenaremos las galerías con la propia roca que extraigamos”.

Además, sigue el director enumerando las pruebas de esa anunciada sensibilidad ambiental de la compañía, “los camiones no serán grandes y no atravesarán núcleos poblados.

Estamos estudiando una ruta apartada, acondicionando para el tráfico pistas forestales”. “Queremos ser transparentes, mantener a la gente informada. Pretendemos crear una comisión de seguimiento con vecinos, Ayuntamientos y científicos”.

Fuente: El País

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here