Santiago (Chile).- Uno de los factores que ha elevado los costos de la minería en los últimos años es la mano de obra, ítem que ya representa cerca del 20% de los gastos de esta industria.

De acuerdo con datos revelados por el Consejo Minero en la comisión de minería y energía de la Cámara de Diputados, un trabajador de la minería gana, en promedio, el doble por mes que un empleado de Santiago.

Según las cifras que presentó la entidad gremial, si en la capital un contratado recibe US$1.048 (que equivale a $503 mil) en la industria minera se paga US$2.133 ($1,02 millones).

Si se comparan dichas remuneraciones con la que perciben los empleados del sector manufacturero, la diferencia es de $400 mil, pues en este último rubro se están cancelando US$1.258 ($603 mil por persona).

El presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, señaló ante los diputados que dentro de las compañías mineras no existe una oposición a estos sueldos, siempre y cuando vayan acompañados de una mayor productividad.

Sobre este último punto, Villarino precisó que desde 2001 la productividad del sector se ha elevado en 36%, mientras que el costo de la mano de obra ha subido 82%.

Agregó que desde 2002 a la fecha el número de trabajadores que operan en la minería -entre propios, contratistas e indirectos- subió 98%, pasando de 369 mil a 729 mil personas empleadas.

Razones de la brecha
A juicio de expertos, esta importante diferencia se explica a raíz de las condiciones laborales más extremas que enfrentan los mineros, el ciclo de precios altos que ha exhibido el cobre desde 2010, y la escasez de mano de obra.

“Los dos factores principales son la escasez de mano de obra y las condiciones de trabajo con turnos especiales que implican períodos largos lejos de la familia y trabajo en zonas alejadas de las ciudades”, afirma Mauricio Peñaloza, socio líder del área Human Capital de Ernst & Young.

Por su parte, Marcelo Albornoz, ex director de la Dirección del Trabajo, agrega que el alto precio del cobre y los fuertes sindicatos que tienen las mineras les permiten a sus trabajadores obtener mejores alzas salariales, sumados a bonos altos en los acuerdos colectivos.

Ejemplo de lo anterior fue lo sucedido en Codelco, donde la empresa pactó con los trabajadores de Chuquicamata un bono récord de $16,8 millones, más un préstamo blando por $3 millones.

En cuanto a la diferencia salarial, ambos expertos prevén que si se mantiene el ciclo de altos precios y el buen pasar de la economía, la brecha podría seguir acrecentándose con los demás sectores. “Si el precio del cobre se mantiene, la inflación no supera el 3% y la escasez de mano de obra también se mantiene, la tendencia debiera seguir así”, dice Peñaloza.

Fuente: Economía y negocios


(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here