Minería en Línea, el portal de la minería

Los disturbios en Perú amenazan con paralizar casi el 2% del suministro mundial de cobre

Las protestas en Perú amenazan con cortar el acceso a casi 4,000 millones de dólares en cobre, justo cuando la salida de China del bloqueo de Covid promete impulsar la demanda.

Lee: Una comunidad peruana bloquea una carretera clave cerca de Las Bambas en medio de protestas

La tercera mayor mina de cobre de Perú, Las Bambas, no despacha concentrado de cobre desde el 3 de enero por motivos de seguridad. Antapaccay, de Glencore Plc, también se enfrenta a restricciones. Las minas, que comparten la misma carretera de acceso a los puertos, representan en conjunto casi el 2% de la producción mundial de cobre.

Los disturbios han sacudido Perú desde la destitución y detención del ex Presidente Pedro Castillo, alterando las cadenas de suministro de materias primas, desde los metales hasta el café orgánico. Los disturbios se producen en un momento especialmente precario para los mercados del cobre. Los inventarios se encuentran en niveles históricamente bajos, mientras que los mineros advierten de que la demanda del metal más importante del mundo está a punto de dispararse con la creciente electrificación de los vehículos.

Los precios de los metales básicos llevan en alza desde Año Nuevo, después de que China, uno de los principales consumidores, abandonara abruptamente los controles de Covid-19. Los precios se establecieron el miércoles en máximos de siete meses en la Bolsa de Metales de Londres. Goldman Sachs Group Inc. prevé que el déficit continúe y pronostica un precio récord de 11,000 dólares la tonelada dentro de 12 meses.

Lee: La producción de cobre en Perú aumenta un 15,3% en noviembre: MINEM

Las Bambas, cuyo operador MMG Ltd. está controlado por la empresa estatal China Minmetals Corp, ha sido blanco de múltiples manifestaciones desde su apertura en 2016, ya que los grupos indígenas buscan una mayor compensación por la tierra y las carreteras utilizadas por las empresas mineras.

Comments

comments

Deja un comentario