Minería en Línea, el portal de la minería

El mercado del cobre da señales de una oferta ajustada

Los diferenciales del cobre se disparan en una señal de que los suministros físicos siguen siendo escasos a pesar de los vientos en contra de la economía mundial.

La prima del cobre al contado con respecto a los futuros a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió el jueves hasta un máximo de 145 dólares por tonelada, lo que indica que el mercado está pagando más por las unidades en este momento. Es el mayor retroceso desde noviembre del año pasado.

Históricamente, los fondos han comprado y vendido futuros del cobre como indicador del crecimiento mundial, y el metal ha bajado un 21% este año por el temor a una recesión. Sin embargo, el mercado físico subyacente es robusto, ya que las importaciones chinas de cobre aumentaron, mientras que el principal productor, Chile, dijo que las exportaciones se encontraban en el nivel más bajo de los últimos 19 meses. El cobre subió hasta un 2,4% en la Bolsa de Metales de Londres, la mayor subida en cinco semanas.

“No me parece que nadie quiera ponerse en corto en una subida de precios porque el mercado físico es realmente muy fuerte”, dijo por teléfono Michael Widmer, jefe de investigación de metales de Bank of America Corp. “Europa está gastando todo lo posible en redes y renovables para independizarse energéticamente de Rusia y China está haciendo lo mismo por razones de descarbonización”.

Las importaciones chinas de cobre han aumentado un 8,1% en el año hasta agosto, según los datos de aduanas. Esto va en contra de la tendencia de otras materias primas, ya que las compras de crudo y mineral de hierro registran importantes caídas interanuales.

Mientras tanto, los futuros del mineral de hierro volvieron a alcanzar los 100 dólares por tonelada, ya que una importante ciudad china ordenó la reanudación de los trabajos en proyectos inmobiliarios inacabados, alimentando las esperanzas de una reactivación más amplia de la actividad de la construcción. El aluminio también subió en medio de los riesgos de la oferta, mientras que el níquel y el plomo bajaron.

Zhengzhou, una capital de provincia con unos 10 millones de habitantes, dijo que todos los proyectos inmobiliarios paralizados deberían reanudarse antes del 6 de octubre, según los medios oficiales. La ciudad instó a los promotores a recaudar fondos mediante la venta de otros activos, y dijo que el gobierno se hará cargo de los proyectos dirigidos por constructores con dificultades de liquidez.

Comments

comments

Deja un comentario