Minería en Línea, el portal de la minería

Las mineras se enfrentan a la escasez de talento mientras los vehículos eléctricos disparan la demanda de metales

Jonathan Little, estudiante de la Universidad de Kentucky, forma parte de la legión de estudiantes de todo el mundo que la industria minera no puede permitirse perder, aunque ya lo ha hecho.

Little, de 20 años, consideró la posibilidad de seguir una carrera en la minería, pero en su lugar eligió estudiar una rama de la ingeniería que probablemente le llevará a diseñar motores para camiones. Eso le resultaba mucho más atractivo que trabajar en una mina de carbón, como hacen muchos de sus compañeros de universidad después de graduarse.

“Esa no es una carrera que yo quiera”, dijo Little.

La elección de Little y otros estudiantes presagia una escasez de talentos en la industria minera, que se prepara para una ola de jubilaciones de trabajadores de edad avanzada. A finales de esta década, habrá menos graduados con los conocimientos necesarios para construir y dirigir minas que produzcan litio, níquel, cobre y otros metales para alimentar a los voraces fabricantes de vehículos eléctricos, paneles solares y otras tecnologías de energía renovable.

Las inscripciones en los programas de ingeniería minera de Estados Unidos cayeron un 46% entre 2015 y 2020, según una encuesta de la Sociedad de Minería, Metalurgia y Exploración (SMME). El mismo problema aqueja a los principales países mineros, como Canadá, Sudáfrica y Australia.

“Vamos a acabar con gente sin formación para dirigir las minas en un momento en el que realmente se necesita la minería para la transición a la energía eléctrica”, afirma Mike Armitage, que forma parte del consejo de administración de la minera de fluorita Tertiary Minerals Plc.

La escasez de talento llega justo cuando los fabricantes de automóviles se preparan para fabricar millones de vehículos eléctricos. Muchos planean tener flotas totalmente eléctricas para 2030. Las baterías y el cableado de todos esos motores requerirán un gran aumento de la producción de metales.

Muchos estudiantes están asustados, dicen los profesores y los ejecutivos de la industria, por la reputación histórica de la minería como una industria peligrosa que contamina el medio ambiente. Ese estereotipo se vio reforzado hace apenas tres años, cuando 270 personas murieron tras el derrumbe de una presa de residuos propiedad de Vale SA en una mina de mineral de hierro en Brasil.

Envejecimiento de la mano de obra

Según un estudio de Mercer, más de la mitad de los mineros tienen más de 45 años y el 20% tiene más de 60 y está a punto de jubilarse. El gobierno de Estados Unidos está formando un comité para abordar la “percepción pública sobre la naturaleza de la minería” y el envejecimiento de la mano de obra.

Mientras tanto, la Universidad China de Minería y Tecnología -considerada la mejor escuela de minería de ese país- matriculó en 2020 más estudiantes de ingeniería minera que todo Estados Unidos, en gran medida para abastecer al creciente sector del carbón chino, según el estudio de SMME.

Ahora, las universidades occidentales, los grupos comerciales y las empresas se apresuran a reclutar nuevos estudiantes mientras los estudiantes de último año de secundaria finalizan las solicitudes universitarias y muchos estudiantes de primer año de universidad comienzan a elegir su área de estudio.

“Si no se conoce la minería, se tiene la extraña idea de que somos como Blancanieves y los siete enanitos con picos”, afirma Emilie Schouten, de la minera de plata Coeur Mining Inc, que ha reforzado sus actividades de captación de estudiantes.

El director general ve “enormes oportunidades

La preocupación por la inminente escasez de talentos llevó incluso al director ejecutivo de Freeport-McMoRan, Richard Adkerson, a reunirse personalmente con estudiantes de la Universidad de Arizona este año para influir en sus opciones profesionales.

“La minería de hoy no es la minería que la gente pensaba históricamente”, dijo Adkerson, que también preside un grupo comercial de la industria minera mundial. “Hay enormes oportunidades para que los jóvenes técnicos entren y hagan una contribución inmediata”.

Las universidades están poniendo en marcha o ampliando cursos de análisis de datos, conducción autónoma y programación informática para futuros mineros, no sólo de geología y geografía. También están financiando la investigación de nuevas formas de procesar los minerales y de luchar contra el cambio climático.

En Estados Unidos, la Escuela de Minas de Colorado ha construido una mina subterránea para que los estudiantes se formen en nuevas tecnologías. En la Universidad de Kentucky, donde estudia Little, los estudiantes de posgrado han empezado a investigar nuevas formas de extraer metales de los viejos aparatos electrónicos.

En el Reino Unido, la Universidad de Warwick ha puesto en marcha 50 cursos de formación sobre electrificación.

Compromiso con la sostenibilidad

En Sudáfrica, la Universidad de Witwatersrand -que ha formado a titanes de la industria como el ex director general de Glencore, Ivan Glasenberg- empezó este año a ofrecer un curso sobre cuestiones climáticas a los estudiantes de minería para reflejar el creciente interés por el tema, a pesar de la importancia del carbón para la economía nacional.

La Escuela de Minas de Australia Occidental (WASM) está eliminando su programa de ingeniería petrolera y lo está transformando para centrarse en las energías renovables.

“Nuestra misión es crear líderes de opinión… (que sientan que su) responsabilidad moral es producir el material que necesitamos para producir medios de vida sostenibles”, dijo Michael Hitch, de la WASM.

Esa misión impulsó la decisión de Tom Benson de unirse a Lithium Americas Corp y ayudar a construir lo que la empresa espera que sea la mayor mina de litio de EE.UU., que pretende ser neutra en carbono.

“Si quieres que gente inteligente entre en esta industria, tienes que demostrarles que tienes un compromiso con la sostenibilidad”, dijo Benson, que supervisa el programa de prácticas de la empresa y dirige su división de exploración. “La minería tiene que desempeñar un papel esencial en la lucha contra el cambio climático”.

Reuters

Comments

comments

Deja un comentario