Las empresas cubana Comercial Caribbean Nickel S.A. (CCN) y la chilena RM Asesorías firmaron hoy un contrato de asociación económica internacional con la finalidad de recuperar los minerales presentes en el relave minero de colas negras.

La rúbrica que se realizó en el ministerio de Energía y Minas, responde al proyecto de inversiones Concentración de Hierro Pasivo Ambiental Minero en Nicaro, y se relaciona con una de las propuestas chilenas presentadas ante la Cartera de Oportunidades de la Inversión Extranjera en Cuba.

Con la suscripción de este acuerdo entre ambas naciones, se logra dar continuidad al pensamiento del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, resaltó el director general de Minería, Juan Ruiz, y recordó que en una visita a Moa en 1966 se valoró la extracción de níquel y el cobalto en primer lugar, y luego proceder con el hierro.

Ruiz, destacó a Prensa Latina que las llamadas colas o relaves contienen altos concentrados de metales como hierro y cromo, y hasta el momento solo se extrajo el níquel, por lo cual es una materia prima disponible que luego de procesada para la industria niquelífera fue conservada, y su utilización reportará provechos para el país.

Por su parte, el representante de RM Asesorías, Ronny Muñoz, resumió para Prensa Latina los beneficios de esta propuesta para la nación caribeña: aporte financiero, tecnología, desarrollo de conocimientos, trabajo para la comunidad y una mejora ambiental con la consiguiente recuperación del lugar.

Según Muñoz, este proyecto puede generar en 19 años más dos mil 500 millones dólares.

Luego de la firma de hoy, se desarrollará el Estudio de Factibilidad Técnico Económico del Proyecto, ante el cual las partes estiman que de obtenerse un resultado favorable dentro de dos años se conformará una Empresa Mixta.

Se considera que el relave existente en la zona de Nicaro es de gran valor, asciende a unos 120 millones de toneladas, y constituye una fuente artificial de óxidos de hierro, a partir de la explotación del níquel y el cobalto desde el año 1961.

Desde el punto de vista ambiental el proyecto contribuirá a la descontaminación de la región, y con él se pretenden eliminar los depósitos de antiguos pasivos ambientales.

El evento concluyó con las palabras del embajador de Chile en la isla, Ricardo Herrera, quien expresó que su país le debe mucho a Cuba y quisiera regresarlo en la medidas de sus capacidades de inversión y tecnología.

Prensa Latina

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here